Según Arias, su propuesta aún "no ha muerto"

Pidió a ambas partes que la suscribieran
SAN JOSE (EFE).? El presidente de Costa Rica, Oscar Arias, afirmó ayer que su propuesta para solucionar la crisis política en Honduras aún "no ha muerto" e hizo un llamado a las partes involucradas para que lo firmen, porque ese país "no merece" sufrir más.

"El acuerdo no ha muerto y sigue siendo la mejor salida para resolver el conflicto", dijo Arias en la localidad de Nicoya. "Creo que la reconciliación en Honduras es un valor supremo que está por encima de cualquier otro", agregó el mandatario, quien señaló que el llamado Acuerdo de San José contiene sugerencias de la comunidad internacional y de las partes en conflicto.

Arias pidió que se firme el documento "para que no se derrame más sangre, que no brote más el odio, que no se divida más una sociedad que ha sufrido por la pobreza y que no merece sufrir por sus gobernantes".

El pasado 18, Arias presentó a los representantes del derrocado presidente de Honduras, Manuel Zelaya, y del mandatario de facto, Roberto Micheletti, una propuesta de siete puntos, que contenía como principales objetivos la restitución de Zelaya, la conformación de un gobierno de reconciliación nacional y amnistías políticas. El grupo de Zelaya aceptó la propuesta, pero el de Micheletti la calificó de "inaceptable" y acusó a Arias de entrometerse en asuntos internos de Honduras.

Ante ese escenario, Arias presentó el miércoles pasado una nueva propuesta llamada Acuerdo de San José, que contiene los mismos puntos principales con algunos adicionales propuestos por la delegación de Micheletti. Pero ese mismo día los negociadores de Zelaya dieron por fracasada la mediación por "la intransigencia de los golpistas".

Por otra parte, una misión de congresistas republicanos de Estados Unidos se reunió ayer con Micheletti y con el canciller y la vicecanciller de facto, Carlos López y Martha Alvarado, respectivamente, para conocer informes sobre la crisis que vive el país, aunque no trascendieron detalles del encuentro.

Los congresistas Tom Dime (Florida) y Brian Bilbray (California) también se reunieron con magistrados de la Corte Suprema, que avaló el golpe de Estado del 28 de junio. Además, prevén entrevistarse entre hoy y mañana con diputados, funcionarios, empresarios y representantes de sectores sociales. Esta es la primera visita de altos representantes del extranjero que recibe Micheletti, cuyo gobierno no es reconocido por la comunidad internacional.

Comentá la nota