Según los análisis privados, el nivel de arsénico es diez veces mayor al potable

Según las modificaciones introducidas en el Código Alimentario Argentino en junio de 2007, el máximo de arsénico permitido en el agua es de 0,01 mg/l. Con estos valores, el municipio de Junín está ofreciendo a los vecinos un servicio que posee niveles de arsénico diez veces superior, según los últimos análisis privados realizados por un grupo de abogados.
En el marco de una causa judicial que lleva varios años, y en la que la Corte Suprema resolvió intimar a la Municipalidad a que adecue el servicio en 90 días, los abogados Juan Carlos Boragina y Marcelo Fabián Miano realizaron una nueva presentación en las últimas horas.

Según las muestras que extrajeron y mandaron a analizar de cuatro domicilios de distintos barrios de la ciudad, los índices de arsénico actualmente fluctúan entre 0,115 y 0.087 mg/l, cifras muy por encima de lo aconsejado para el consumo humano.

El patrocinante Jorge Meza explicó que "la sentencia de la Corte Suprema de Justicia aplica la normativa vigente en el año 2003, que permitía un máximo de 0,05 mg/l. Pero la Organización Mundial de la Salud exigía que el límite fuera de 0,01 mg/l, en el 2007 se modificó el Código Alimentario Nacional estableciéndolo".

"Por eso, pedimos a la Corte de modo complementario, que en un tiempo adicional a los 90 días obligue al municipio a prestar el servicio en estos niveles. Esto agrava el problema, porque ni siquiera con el 0,05 se está cumpliendo la ley, así que no queda otro remedio que hacer obras de fondo para que el agua tenga la potabilidad correspondiente", indicó el profesional.

Datos falsos

Comprobado esto, los abogados sostienen que habría una falsedad en los datos suministrados por la comuna en cuanto a los valores de arsénico que manifiestan. Al respecto, Meza recordó que "la Municipalidad está extrovirtiendo públicamente desde el momento en que se dictó la sentencia, que la resolución del alto Tribunal sería extemporánea, porque se estaría refiriendo a una realidad del 2003 y en estos años se habría solucionado, presuntamente, el problema".

"Además, las veces que han reconocido eventualmente la existencia de excesivo arsénico en el amparo, hablan de 0,06 ó 0,07 mg/l y manifestaron haber cerrado los pozos que alcanzaban un límite de 0,08 mg/l", agregó.

El abogado hizo hincapié en señalar que "esto es de público conocimiento por los comunicados de prensa que ha suministrado la Municipalidad y las manifestaciones de funcionarios e inclusive el intendente municipal".

"Esta es la información pública que se dio tratando de minimizar los resultados del fallo dictado por la Corte y dando la sensación que esto no se refiere a la realidad actual", resaltó, recordando que "tienen 90 días corridos para solucionar el problema".

Las muestras

Para corroborar su teoría, Meza también apuntó que "a los efectos de saber si esto es así, porque en los últimos seis años la Municipalidad jamás presentó un solo informe oficial sobre cómo eran los resultados obtenidos, nos preocupamos por intentar conseguir datos anteriores y posteriores".

"En cuanto a los anteriores, obtuvimos un resultado en un organismo provincial sobre el Hospital Interzonal "Abraham Piñeyro", que data de junio de este año e indica que en ese momento el nosocomio tenía 0,10 mg/l de arsénico y 80 mg/l de nitrato, algo absolutamente excedido en relación a lo dictado por la Corte", describió.

Después de dictado este fallo, los abogados "obtuvimos cuatro muestras a través de la actividad de un bioquímico constatada por un escribano, que se remitieron al Instituto de Agua, todos rondando los 0,10 mg/l".

Sin informes

Jorge Meza analizó que "en estos años, los análisis siempre arrojaron niveles superiores. Si hubiera sido de otro modo, la Municipalidad se hubiera presentado en el expediente, adjuntando los resultados correspondientes, porque quien entiende que tiene razón debe probarlo. Esto hubiera evitado la resolución de la Corte".

Como contrapartida, sí existe "un sinnúmero de antecedentes presentados por nosotros durante seis años y corroborado ahora indican que los niveles de arsénico y nitrato están muy por encima de lo permitido".

"Esto fue presentado ayer ante el Tribunal, con la intención de demostrar cómo es la situación hoy. Ojalá en el resto de los días que quedan del plazo se dé una solución", señaló el abogado.

Comentá la nota