Seguirán en 2010 los planes de estímulo

Además, el G-20 se comprometió, todavía ambiguamente, a estudiar la forma de limitar los bonus y primas de los banqueros
LONDRES (De una enviada especial).- Los ministros de Economía del Grupo de los 20 (G-20), el club que reúne a los principales países desarrollados y emergentes, decidieron ayer aquí mantener las políticas de estímulo económico hasta mediados de 2010 e incluso reforzarlas para evitar que su desmantelamiento prematuro pudiera sumergir al mundo en una crisis aún más profunda.

Después de 36 horas de reuniones y ásperas negociaciones, también llegaron a un difícil compromiso -extremadamente ambiguo- para limitar los bonus , remuneraciones especiales y primas excesivas que cobran los banqueros y traders del sistema financiero.

El comunicado final de la reunión reafirmó la necesidad de reformar el sistema financiero y reequilibrar el peso de los países emergentes en el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).

La mayor parte de los acuerdos son recomendaciones que serán transmitidas en la cumbre del G-20 que se realizará entre el 24 y 25 de este mes en Pittsburgh, Estados Unidos. "Abandonar prematuramente las políticas de sostén [?] sería un error de proporciones históricas que reiteraría los errores cometidos en los años 30", advirtió el primer ministro británico, Gordon Brown, al abrir ayer la sesión plenaria.

El crecimiento ya comenzó, pero "aún quedan por superar numerosos desafíos", dijo el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner. Esa inquietud, compartida por la mayoría de los ministros y presidentes de bancos centrales, aparece en el comunicado final.

El G-20 considera necesario mantener las políticas de expansión para reactivar el mercado del empleo, otra inquietud que surge del documento final. Los acuerdos fueron menos evidentes en cuanto a las retribuciones especiales de los operadores del sistema financiero, particularmente en los casos de bancos que recibieron millones de dólares en el marco de los programas de salvataje.

El grupo propuso crear una estructura internacional para imponer controles más estrictos a las bonificaciones a fin de limitar los efectos perversos que representan las elevadas remuneraciones de las operaciones de alto riesgo, como las que incubaron la crisis a partir de 2007. Una de las ideas, apoyada por Francia y Alemania, consiste en aplazar los pagos de primas y supeditarlos a una eventual "devolución" en caso de resultados decepcionantes, en busca de definir un sistema de remuneración que premie los resultados de largo plazo. Según Brown, los bonus no pueden "compensar el error o estimular tomas de riesgo inaceptables".

Temas en estudio

Aunque está de acuerdo en el principio de regulación, Gran Bretaña coincidió con Estados Unidos y Canadá, contrarios a la idea de fijar límites cifrados. Finalmente, se decidió que el tema será estudiado en profundidad por el Consejo de Estabilidad Financiera (CEF).

La cumbre de Pittsburgh también adoptará un régimen de regulación y sanciones para penalizar los paraísos fiscales que se niegan a operar según normas internacionales.

El G-20 también reconoció la necesidad de acelerar el proceso de reforma de las instituciones financieras internacionales. En particular, insistió en que los mayores países emergentes, como India y China, deberían tener un mayor papel en la gestión del FMI y del BM, pero no definió ninguna fórmula para concretar ese objetivo.

Aunque el comunicado final transfiere la decisión a 2011, los países emergentes esperan que en Pittsburgh se adopte una decisión política para acelerar el proceso. Fuentes latinoamericanas expresaron su pesimismo al respecto: "Los europeos, que están sobrerrepresentados, rehúsan perder peso".

Claves

* Acuerdos . Los dos principales puntos acordados por los ministros de Economía y titulares de bancos centrales de los países del G-20 son mantener los paquetes de estímulo económico al menos por un año más y regular las remuneraciones de los banqueros.

* Equilibrio . Se reconoció la necesidad de acelerar la reforma de las instituciones financieras internacionales. Se insistió en que China e India tengan más peso en el FMI y el Banco Mundial.

* Paraísos fiscales . Se adoptará un régimen de regulación y sanciones para penalizar, a partir de 2010, a los paraísos fiscales que no operan según la legislación internacional.

* La cumbre . El 24 y 25 de este mes habrá una nueva cumbre del G-20 en Pittsburgh, EE.UU., en la que se buscará fijar un cronograma más preciso de reforma del sistema financiero

Comentá la nota