Seguirá el trabajo hasta tanto no haya más denuncias

"Estamos ocupados y nos hemos propuesto solucionar las situaciones irregulares que se presentan en el barrio Esperanza". Con esa frase, el secretario del Municipio, Eduardo Delgado, respondió al ser consultado sobre las acciones que está llevando adelante la Municipalidad, ante las denuncias realizadas por algunas familias que se encuentran en lista de espera de adjudicatarios de las 286 viviendas".
Reconoció que "hay siete viviendas en trámite de desadjudicación, con sobradas pruebas, otras que están siendo observadas, además de las permanentes denunciadas verbales o por escrito", explicó el funcionario.

Tras señalar que cualquiera sea el método de denuncia, el Municipio investiga para comprobar la veracidad, reconoció, "el procedimiento no es sencillo porque se debe tener en cuenta los movimientos en la vivienda, tanto de día como de noche y todas las comprobaciones necesarias como para no cometer una injusticia".

También desalentó una rápida solución, o un desalojo inminente, "todos tienen la posibilidad de apelar, e incluso, - dijo – tengo conocimiento de que en algunos casos se están asesorando con algún profesional para resistir".

"Una casa fue vendida", reconoció Delgado, "se comenta que algunas estarían alquiladas, pero todo es motivo de seguimiento, y así será hasta las últimas consecuencias, el intendente, - dijo - se esforzó para que el proceso de adjudicación, incluyendo el sorteo, fuera transparente, y ahora pretende que esta etapa también concluya con la desadjudicación de quienes no cumplen con los requisitos".

Tras admitir, "los problemas lo tenemos con algunas personas que desde el momento de la inscripción hasta ahora, mejoraron mucho su situación personal, o bien con quienes solo tenían un boleto de compra – venta de una casa, pero no su escrituración", se comprometió a seguir hasta las últimas consecuencias con el fin de terminar con las irregularidades que pudieran detectarse.

Comentá la nota