Sefecha prevé invertir 15 millones en coches nuevos y poner el servicio Resistencia-Sáenz Peña

La empresa provincial de trenes, Sefecha, tiene previsto invertir este año entre 12 y 15 millones de pesos en la construcción de nuevos coches y planea habilitar un servicio regular que conecte Resistencia con Sáenz Peña, ramal que se sumaría así a los dos actuales, el metropolitano y el que enlaza Fontana con el norte de Santa Fe.
Así lo adelantó a NORTE el presidente de la compañía, Fabián Morán, que se consideró satisfecho por la gestión encarada en el primer año del nuevo gobierno, señalando que las administraciones anteriores habían dejado a la empresa en una condición crítica: desinvertida, con trenes en pésimo estado, con un paquete de juicios en contra y con el 70 por ciento de su personal en situación irregular.

Apagando incendios

“El balance es muy positivo, porque logramos darle transparencia a la administración de la empresa, logramos sortear cuestiones operativas críticas por la total desinversión con que nos encontramos y hasta tuvimos que regularizar la situación del personal, que estaba trabajando sin convenio colectivo y por 400 pesos al mes”, dijo Morán.

El funcionario también mencionó que a partir de las gestiones de la nueva administración “dejamos de tener juicios importantes, que se habían iniciado en los años anteriores, y optamos por buscar arreglos extrajudiciales para no encontrarnos más adelante con sentencias desfavorables de impacto imprevisible”.

Morán comentó que una parte importante de la tarea del año consistió en recuperar los trenes. Las condiciones en que estaban eran tan desastrosas, que incluso los servicios se suspendieron durante varias semanas, tanto para el ramal que une Fontana con Los Amores (en el norte santafesino) como para el metropolitano, que cruza el Gran Resistencia.

“De tener tres máquinas ahora pasamos a tener siete, y a pesar de los períodos de tiempo en los que no pudimos dar los servicios y del mal estado general de las vías, logramos incrementar de manera importante la cantidad de pasajeros con respecto a los años anteriores”, indicó.

En 2008, los trenes del Estado provincial transportaron 500.000 pasajeros, aproximadamente cien mil más que el registro de 2007.

El frente laboral

Uno de los temas candentes fue el del personal. Los empleados de la empresa estuvieron, desde la creación del servicio una década atrás, en una situación de precariedad asombrosa. “Hoy tienen un sueldo de ley, aportes, vacaciones, aguinaldo. Es un esfuerzo económico, pero es también un acto de justicia y algo que mejora la productividad. Antes, con trabajadores que percibían 400 pesos por mes por 8 horas de trabajo diarias, no podíamos exigir demasiado”, planteó Morán.

Sefecha tiene 230 empleados, y sólo una tercera parte tenía formalizada una relación de dependencia con la compañía. La precarización afectaba sobre todo a los banderilleros, que son buena parte de la dotación de la empresa, ya que deben apostarse en cada cruce de las vías con calles de la zona urbana. De percibir 400 pesos en negro, ahora tienen un básico de casi 1.400 pesos, y se les reconoció la antigüedad correspondiente a los años trabajados en las condiciones anteriores.

“Nosotros, además, dejamos de usar a los trabajadores como planta electoral. Acá antes había gente a la que se le echaba si no iba a un acto de la Alianza. Ahora al personal no le preguntamos de qué partido es, sólo queremos que respondan a las necesidades del servicio”, asegura el presidente de Sefecha.

El nuevo año

Para 2009, Morán dice que la empresa prevé “invertir de 12 a 15 millones de pesos en unidades nuevas”, lo que permitirá contar con seis a siete nuevas máquinas. “Es decir que tendríamos una inversión promedio de 2 millones de pesos por cada unidad nueva, cuando hoy en el mercado el costo no baja de los 8 millones”, dice Morán.

El funcionario dice que ese ahorro del 75% se logrará “haciendo que la reconstrucción de los coches se haga en nuestra provincia, con el personal de Sefecha y con técnicos del Chaco. Vamos a utilizar motores más modernos y los pasajeros van a tener condiciones de viaje más confortables”.

El desafío del año será lograr esa renovación del material rodante pero también está la idea de hacer andar un servicio entre Resistencia y Sáenz Peña. “No queremos competir con los servicios de ómnibus, vamos a captar otro tipo de usuarios. Va a tener una tarifa conveniente, y con la mejora de las vías que se producirá a partir de la reactivación del ramal Avia Terai-Barranqueras del Belgrano Cargas, estimamos que se podrá hacer el tramo en tres horas, lo que hará que el viaje en tren no esté muy lejos de lo que es hoy un viaje en colectivo”, planteó Morán.

Comentá la nota