Seduciendo a las provincias

El ministro de Economía fue al Senado a defender el proyecto de Presupuesto 2010. Legisladores de la oposición reclamaron por la coparticipación del Impuesto al Cheque. El funcionario prometió asistencia y refinanciación de deudas.
El ministro de Economía, Amado Boudou, defendió en el Senado el proyecto de Presupuesto 2010, que ya tiene media sanción de Diputados. El funcionario aseveró que la iniciativa "continúa con los mismos lineamientos de política económica de esta administración, con dos aumentos asegurados para jubilaciones y pensiones, sostenimiento de la política de desarrollo social e incremento del gasto en obra pública". Por otro lado, el ministro garantizó que su cartera "coordinará la asistencia financiera para las provincias que lo necesiten". Esto se realizará tanto a partir de la modificación a la Ley de Responsabilidad Fiscal, que será tratada hoy en el recinto, como a los artículos del Presupuesto que contemplan el salvataje financiero de las jurisdicciones. La oposición volvió a reclamar una mayor coparticipación de recursos, sobre todo del Impuesto al Cheque. Frente a estas críticas, el funcionario indicó que el dinero que se distribuye por el Fondo Federal Solidario, que sale de las retenciones a la soja, ayudará a cubrir las necesidades financieras de las provincias.

El eje central de la discusión del Presupuesto 2010 en la Cámara alta pasará por los recursos fiscales en poder del Estado nacional y su distribución hacia las provincias. La Ley de Responsabilidad Fiscal, que se tratará hoy en el recinto, es el instrumento con que cuenta el oficialismo para calmar algunos de los reclamos de la oposición. Esta iniciativa les permitirá a las provincias endeudarse para cubrir sus déficit. "Es un mal necesario, es un instrumento que deberá utilizarse con cuidado", indicó a Página/12 un legislador del oficialismo.

"Compartimos la preocupación por la situación de las provincias, pero nosotros nos ocupamos y de hecho la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, a través de los recursos generados por los derechos de exportación de la soja, ha decidido transferir en forma automática más fondos que los pretendidos por los propios senadores", indicó Boudou, en referencia al Impuesto al Cheque. Durante el primer semestre del año se repartieron, a partir del Fondo Solidario, 1147 millones de pesos.

El artículo 73 del proyecto del Presupuesto 2010 establece que el Ejecutivo podrá implementar un programa para asistir a las provincias y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con financiamiento para la atención del déficit financiero y para regularizar atrasos en el pago de salarios y servicios esenciales. En otro artículo, el Ministerio de Economía establece que podrá modificar las condiciones de las deudas que mantienen las provincias con el Estado nacional. En este sentido, la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, firmó ayer un convenio con Boudou para refinanciar la deuda de su jurisdicción con organismos nacionales.

Más allá de estos instrumentos, la oposición le cuestionó a Boudou la concentración de fondos públicos en detrimento de una mayor coparticipación. Así se lo hicieron saber al ministro el senador radical Roy Nikish (Chaco) y la puntana Liliana Negre de Alonso (PJ disidente). Por su parte, la chubutense Silvia Gusti adelantó que votará en contra de la prórroga del Impuesto al Cheque –tal como señaló la semana pasada junto al gobernador Mario Das Neves–. Sin embargo, desde el oficialismo dijeron a Página/12 que no tendrán problema en "alcanzar el número necesario de votos para aprobar el presupuesto y las prórrogas impositivas".

Para no dejar dudas, el ministro de Economía recalcó al final de su presentación que el Gobierno concretará las transferencias previstas para las provincias. A pesar de que estos recursos vienen creciendo año a año –entre el Presupuesto 2009 y 2010 el aumento es del 12,4 por ciento y entre lo presupuestado en 2008 y 2009 el incremento había sido del 15,6 por ciento–, las provincias cuestionan que los fondos suelen llegar tarde y que sólo pueden destinarse a los fines establecidos por el Ejecutivo.

Los artículos referidos a los salvatajes de las provincias formaron parte de las negociaciones encaradas por el oficialismo para conseguir la aprobación de leyes claves como la prórroga de las facultades delegadas y la misma ley de medios. También sirvieron como un elemento cohesionador hacia el interior del propio Frente para la Victoria.

Comentá la nota