Secuestraron 19 vehículos por alcoholemia positiva

Se realizaron 314 controles y el más alto dio 2,34 gr/l de alcohol en sangre cuando lo permitido para circular es 0,5.
Una veintena de vehículos secuestrados y un balneario clausurado preventivamente fue el saldo de los últimos controles que se realizan en el marco del programa de Seguridad Vial que impulsa la Secretaría de Gobierno municipal y para verificar el cumplimiento de ordenanzas vigentes sobre uso del espacio público.

Los controles a vehículos incluyen el estado de los conductores, el uso de cinturón de seguridad, el estacionamiento indebido, el uso de casco, entre otros, con el objetivo de prevenir accidentes, evitar excesos, y preservar la salud y la vida de quienes circulan por la vía pública.

La subsecretaría de Control, mediante la Dirección de Tránsito que estuvo acompañada por personal policial, realizó controles en diferentes zonas de la ciudad y entre la madrugada de este jueves y la de este viernes secuestró 19 rodados por alcoholemia.

En total, se realizaron 314 controles y el más alto dio 2,34 gr/l de alcohol en sangre cuando lo permitido para circular es 0,5.

Desde la Dirección de Tránsito se informó, además, que uno de los conductores tuvo que ser detenido por personal de la comisaría segunda dado que agredió a los inspectores y a los efectivos policiales. Cabe destacar el trabajo de los agentes municipales y de los policías que, en muchas ocasiones, son agredidos cuando están cumpliendo con su labor.

La nocturnidad

Además, como viene siendo habitual desde el comienzo de la temporada, continuaron las inspecciones en los principales corredores nocturnos como Alem, Constitución, Yrigoyen, y el Centro, con el objetivo de mejorar la convivencia en estas zonas, que los vecinos no vean alterada su calidad de vida, preservar la salud de la gente que va a estas zonas, evitar excesos y que los locales se ajusten a cumplir con las condiciones de seguridad y la normativa vigente para funcionar.

En este marco, se controlaron más de 50 establecimientos entre las madrugadas de jueves y viernes. En tanto, en la tarde de ayer se clausuró un balneario del sur dado que allí se organizan fiestas sin habilitación municipal.

Esta situación había sido denunciada por balnearios vecinos que observaban que las familias que allí acuden veían alterada su tranquilidad producto de estas fiestas que según constataron los inspectores, además, no cumplían con las medidas de seguridad correspondientes.

Comentá la nota