Secuestraron en Colón nueve meteoritos que iban a ser enviados ilegalmente a la República Oriental del Uruguay

Dos personas fueron detenidas después que encontraran en su equipaje piedras galácticas, valuadas en una suma superior al millón de dólares, que pretendían sacar clandestinamente del país.
La Aduana argentina secuestró este viernes una carga de nueve meteoritos valuados en más de un millón de dólares que iban a ser enviados ilegalmente a la República Oriental del Uruguay ocultos en el equipaje de dos personas a través del Puente Internacional General Artigas, que une las localidades de Colón con Paysandú.

Las nueve piedras galácticas, de distintas formas y pesos y que pertenecen al tipo “sideritos” fueron detectadas por los oficiales de aduana ocultos en el equipaje de dos ciudadanos uruguayos que pretendían ingresarlos a su país sin declarar, lo que constituye una infracción a la Ley Número 26.306, sancionada en diciembre de 2007, por la cual se definió a los meteoritos como bienes culturales y prohíbe “su importación, exportación y transferencia comercial”.

Luego de un control realizado sobre el equipaje de dos ciudadanos uruguayos que regresaban a su país por el paso fronterizo de la ciudad entrerriana de Colón se detectó en su equipaje nueve piedras de distinta formas y pesos.

Sus particulares características despertaron la sospecha de los agentes de la Aduana, que secuestró la mercadería y citó a personal idóneo del Museo de Ciencias Naturales y Antropológicas Profesor Antonio Serrano de la provincia de Entre Ríos; y también a funcionarios de la División Prohibiciones no Económicas a fin de determinar con certeza si los bienes en cuestión eran meteoritos, indicó la agencia Noticias Argentinas.

Luego de realizar la constatación física de la mercadería, técnicos del museo identificaron los bienes secuestrados, como piezas meteoríticas en cuya composición se advierte una clara presencia de hierro. Estos meteoritos, de gran demanda en el mercado ilegal, tienen un valor aproximado entre 10 y 15 dólares el gramo, por lo que la carga incautada está estimada en 1,3 millones de dólares.

En esta etapa de la investigación se ha caratulado el hecho como infracción al régimen de equipaje en sede aduanera y la pena que podría caberle a los responsables es de una multa de “una a tres veces el valor en Aduana de la mercadería”. En tanto, el material secuestrado, por haber sido encontrado en Entre Ríos, se entregaría para su exhibición al Museo de Ciencias Naturales y Arqueológicas que colaboró en la investigación.

Comentá la nota