Los sectores sensibles esperan subas de 5% y 10% en actividad y empleo el año próximo

Los sectores sensibles esperan subas de 5% y 10% en actividad y empleo el año próximo
La tormenta ha quedado atrás para los sectores más frágiles de la economía, denominados sensibles, y hacia los cuales el gobierno dedica la mayor atención.
De acuerdo con un sondeo realizado por "Buenos Aires Económico", los fabricantes de juguetes, calzado, marroquinería, indumentaria y autopartes prevén un escenario de recuperación y mejora en el empleo para 2010.

En diálogo con ese medio, el flamante presidente de la Cámara de la Industria del Juguete, Miguel Faraoni, estimó que el crecimiento de la actividad en 2010 "podría estar entre un 8 y 10 por ciento respecto de este año, que para nada fue malo, ya que superó todas nuestras expectativas. Cualquiera hubiera pensado que todo se derrumbaba, pero el nivel de actividad fue bueno".

El directivo señaló que "prevemos que en el 2010 el poder de consumo no se resentirá, sino que, por el contrario, será un año mejor que éste", y tras ello calculó que sobre un universo de tres mil a tres mil quinientos puestos directos, "el empleo también podría estar creciendo al 10 por cienro si se mantienen las variables económicas".

Por su parte, el presidente de la Cámara de la Industria del Calzado, Alberto Sellaro, indicó que "en el 2010 podríamos estar superando los ansiados cien millones de pares, cuando este año estaremos en los 95 millones".

En esta dirección, detalló que "hay empresas que hasta pueden necesitar el año que viene incrementar su dotación de personal en un 50 por ciento, pero yo creo que el promedio estaría en más de un 10 por ciento; sin dudas que en todo este proceso la aplicación de licencias no automáticas por parte del gobierno ha protegido la producción y frenado las importaciones".

Para Sellaro, "las compras en el mercado interno van por buen camino y el año que viene podemos sumar una mayor apertura comercial, ya que vemos la posibilidad de exportar más a la Unión Europea".

A su turno, el titular de la Cámara de las Manufacturas del Cuero y Afines, Raúl Zylberstein, coincidió en las perspectivas positivas al expresar que "el 2010 será mucho mejor que 2009. Este año estuvimos muy afectados por factores como la crisis internacional y la gripe A, que golpearon directamente al sector".

A continuación, proyectó que "particularmente, creo que en el segmento de los cueros creceremos a un 30 por ciento el año que viene (recuperando idéntica caída en este año), y en el de vinílicos nos mantendremos igual o mejor".

En función de este escenario, manifestó que "el empleo estará entre un cinco y un diez por ciento arriba de este año, que siempre es importante cuando todavía padecemos los efectos de la restricción en los mercados".

Repunte

A su vez, el presidente de la Fundación Pro Tejer, Pedro Bergaglio, coincidió en que "el próximo año será superior a éste, y esperamos arribar a los niveles de fines de 2007. Desde el tercer trimestre que avizoramos un repunte y nos parece que esta tendencia se puede mantener y mejorar".

En cuanto a los niveles de empleo, estimó que "todos deseamos que suban, pero eso recién lo sabremos en el segundo trimestre. Ya estamos trabajando fuerte de cara a la temporada de invierno".

En otro de los recién bautizados sectores sensibles, como el de las autopartes, también creen que de la mano de las terminales y una mayor política de integración de piezas locales 2010 se puede ver con mejores ojos.

El secretario del Grupo Empresario Autopartista, Julio Rodríguez, afirmó que "puede ser que el año que viene tengamos una mejora de 1 o 1,5 por ciento en la actividad, si se dan algunas situaciones esperadas, como una mayor integración de piezas locales".

En la entidad, presidida por Julio Cordero, observan que el final de 2009 cierra con un optimismo moderado, en línea con el ánimo que se detecta en las terminales.

"Hace meses el panorama era muy malo; ahora vemos que se podría dar un crecimiento, pero siempre sujeto al mayor compromiso de los fabricantes de automóviles", dijo Rodríguez.

Según Zylberstein, "las ventas de las fábricas nacionales se mantuvieron y esto no se dio en el caso de las ventas comerciales afectadas por la retracción de la demanda. Creo que en el último trimestre estaremos por encima del último trimestre de 2008, y esto genera indudablemente un favorable nivel de expectativas para el 2010".

Comentá la nota