Hay sectores que pueden ser la vedette de 2009

Las mineras, la producción avícola y las empresas eléctricas son las que mejores performances tendrían este año. Los abogados se vuelven a convertir en los profesionales estrellas.
Aunque la economía de este año viene por el tobogán, siempre, en toda crisis, hay sectores que tienen alternativas de salir airosos y tener actuaciones destacadas. Los hay en todo el mundo y la Argentina no es la excepción. Los especialistas coinciden que este, pese a todo, será un buen año para: las empresas eléctricas, la minería, para aquellos que tengan tierras, para la producción avícola y para la obra pública. Entre las profesiones, los abogados vuelven a posicionarse como los más buscados.

Un repaso por cada uno de los sectores explica el porqué de las buenas perspectivas:

 Eléctricas: el recorte de subsidios por parte del gobierno nacional -que empujado por las necesidades de caja resolvió comenzar a sincerar tarifas- favorece al sector en el sentido de que las empresas retomarán una dinámica más de rutina a pesar de que la demanda eléctrica este año se reducirá por la caída de la actividad (en enero el descenso general fue de uno por ciento). Esta virtual “normalización” del área es la que hace que los analistas la incluyen entre las de mejores perspectivas, especialmente de cara al futuro de sus balances y a la posibilidad de inversiones que, desde hace casi una década, están frenadas.

 Minería: el sector viene registrando una excelente performance desde hace varios años. Sus exportaciones ya superan las de algunas áreas tradicionales como la industria cárnica: durante 2008 las mineras vendieron afuera 2.800 millones de dólares contra 1.200 millones de dólares de carne.

Más allá de los inconvenientes con el Oncca que trabaron estas operaciones, la minería viene creciendo fuertemente hasta convertirse en una de las pocas actividades con proyecciones de expansión, más allá de los duros cuestionamientos de los ecologistas que reclaman por los daños ambientales y por la legislación vigente que contempla una serie de exenciones impositivas que, a criterio de estos grupos, las hacen tributar “poco”.

En el sector el oro aparece con vuelo propio. La onza ya cotiza en unos mil dólares, empujada por la necesidad de los inversores de encontrar un nicho de resguardo de sus ahorros. En Argentina ya funciona el yacimiento Veladero, en el Valle del Cura de San Juan, que requirió inversiones por 500 millones de dólares. Y está resolviéndose el inicio de operaciones de Pascua Lama, enclavada en la cordillera de Los Andes, sobre el límite internacional chileno-argentino. La inversión es de unos mil millones de dólares y se debate dónde y cómo tributará esta minera de Barrick Gold.

 Tierras: más allá del conflicto con el campo que incide en los precios y de las perspectivas de una baja de entre 10 y 15 por ciento, los entendidos señalan que aquellos que tengan lotes para vender podrán cerrar acuerdos interesantes porque hay demanda y no hay oferta.

 Producción avícola: el sector viene presentando buenos datos desde hace un tiempo. Durante el año pasado las exportaciones subieron un 53 por ciento y para este se espera un crecimiento de alrededor del 20 por ciento. Es que el pollo para el mundo en general es un alimento barato en comparación con la carne. La Argentina es una excepción por la abundancia de vacas.

 Obra pública: el plan lanzado por el gobierno nacional de 110 mil millones de pesos, que en su mayoría es una ratificación de anuncios anteriores, servirá para acolchonar la caída esperada en las inversiones privadas. Del total hay 11 mil millones de dólares que todavía no se explicó oficialmente cómo se financiarán. Este volcamiento de recursos nacionales a la economía es la única opción

-en la actual coyuntura- de sostener puestos de trabajo.

 En lo que hace a las profesiones, los abogados tienen a escala global una nueva situación de preminencia ya que sus servicios se requieren por la ruptura de contratos y la necesidad de renegociarlos por los cambios en la economía global.

Comentá la nota