Sectores políticos enfrentan a la Confederación Mapuche

La representación política mapuche ha sido cuestionada históricamente por el MPN. Pero ahora aparece el radicalismo, con Quiroga, y Recrear, con Bermúdez, respaldando explícitamente la asociación que se formó en Zapala contra las usurpaciones de tierras. Con matices, avanza así una situación bipolar, que divide posiciones y que tensa la relación del gobierno provincial con el kirchnerismo.
El radicalismo neuquino y su reciente aliado en las elecciones legislativas nacionales, Recrear, conforman el sector político que le ha dado un fuerte respaldo al movimiento generado en la zona centro y sur de la provincia por propietarios de campos, comerciantes, crianceros, y hasta sectores mapuches, en contra de la usurpación de tierras y en defensa de la legislación vigente.

El movimiento se afirma además como un toque de rebeldía neuquino para enfrentar a la confederación mapuche e incluso a sectores del gobierno nacional con eje en el Instituto de Asuntos Indígenas (INAI), si se tiene en cuenta que el gobierno provincial de Jorge Sapag (MPN) no avala el censo territorial que procura consolidar la idea de "territorio ancestral" para reivindicar presuntos derechos aborígenes sobre la propiedad de la tierra.

El INAI presionó hasta último momento al gobierno neuquino para que participe del censo, pero Sapag no cedió porque no está de acuerdo con el protagonismo que tiene en el relevamiento la organización política mapuche, a la que se cuestiona por no representar a todas las comunidades.

El viernes, en Zapala, se formalizó la creación de la Asociación en Defensa de la Ley. Allí estuvieron el diputado nacional electo Horacio Quiroga, el diputado provincial Gastón Contardi, el concejal capitalino de Recrear, Marcelo Bermúdez, y el concejal electo por esa fuerza, Leandro López.

Del encuentro tomaron parte representantes de distintos sectores, entre ellos de agrupaciones mapuches que se oponen a las metodologías de protesta llevadas adelante por la Confederación Mapuche.

Como parte de ese grupo, asistieron Amaranto Aigo (comunidad de Ruca Choroi) y Lucrecio Currumil (comunidad Currumil). Además de los referentes de estas comunidades, el panel de expositores también estuvo integrado por referentes de la petrolera Piedra del Águila (estuvo el gerente de operaciones, Santiago Gastaldi) y el abogado zapalino Julián Álvarez.

"Resulta hasta paradójico que deba conformarse una asociación para un fin tan obvio como es defender el cumplimiento de las leyes. Esto habla de una ausencia total del Estado", dijo Quiroga, remarcando que "en la provincia de Neuquén las instituciones están siendo pisoteadas".

"Como ciudadano y como diputado nacional electo me pongo a disposición porque hay que fortalecer a las instituciones de la República", sostuvo Quiroga, agregando que "hay sectores que quieren hacernos parecer distintos para provecho propio pero los neuquinos debemos tener en claro que somos todos hermanos y, sobre todo, argentinos".

El representante de la comunidad Ruca Choroi, Amaranto Aigo, señaló que "nosotros repudiamos las acciones de usurpación que está llevando adelante la Confederación Mapuche. Es una falta de respeto hacia nuestras propias comunidades".

"No estamos ni con el gobierno ni con los dueños de los campos, queremos que se respeten nuestros derechos, pero la violencia no es la metodología", dijo Aigo.

En ese sentido, Lucrecio Currumil sostuvo que "siempre hemos vivido en un marco de respeto y tranquilidad. Todos queremos progresar pero no es esta la manera".

Comentá la nota