El sector turístico local se organiza y busca mejorar las posibilidades de Río Grande

La Cámara de Comercio está incorporando varios ámbitos de producción y desarrollo de la zona norte. De esta manera el área turística del Municipio de Río Grande busca nuclear sus esfuerzos en el marco de la Cámara, con la finalidad de construir espacios de crecimiento y progreso.
Por esta razón, integrantes del sector privado y del público, se reúnen desde hace varias semanas para delinear los objetivos más importantes, aunque uno de los más urgentes es mantener la oficina de información turística en San Sebastián.

El presidente de la Cámara de Comercio, Diego Navarro, destacó la importancia de la industria turística, indicando que "ya habíamos trabajado en el año 2002 con lo que fue el foro "Ciudad, Comercio y Turismo" el que posibilitó un convenio que dio lugar a una investigación que logró encontrar una gran cantidad de recursos que podían convertirse en importante atractivos turísticos y posteriormente vinieron otros estudios que coincidieron en estos recursos, pero lo que nos moviliza realmente es que estos recursos todavía no se han convertido en productos".

Bajo la consigna de "ser parte de la actividad turística provincial" la Cámara de Comercio, Industria y Producción, se involucró con los diversos actores del ámbito turístico de la zona norte, incluyendo a la recientemente creada Cámara de Comercio de Tolhuin.

"Esto es algo que necesita mucho asociativismo" resaltó Navarro, indicando que "desde que realizamos esta investigación no se avanzó demasiado hasta la fecha, por lo que queremos reposicionar dentro de la Cámara de Comercio esta política empresarial e ir consolidando la industria turística para que se convierta en un ámbito de crecimiento, en un lugar de desarrollo y que a su vez genere puestos de trabajo; esto es lo que queremos brindarle al sector".

Para esto la Cámara de Comercio cuenta con el respaldo de integrantes de la CAME en el rubro turístico, los que han comprometido su respaldo y apoyo a las iniciativas que se pretendan llevar adelante en Tierra del Fuego, y las que requieran participación de otros organismos nacionales e internacionales.

La Licenciada en Turismo, Mónica Cobián, resaltó que el crecimiento del rubro tiene repercusiones importantes en la economía de Río Grande. "El desarrollo del turismo impacta en todos, desde el pequeño kiosco hasta la confitería o la panadería y en generar mejora la calidad de vida de todos".

En este sentido Cobián detalló que muchas de las propuestas apuntan al embellecimiento de zonas importantes, "porque los atractivos los tenemos pero no está desarrollado el producto en sí mismo, por lo que estamos tratando de generar una toma de conciencia y generar una campaña de pertenecía al lugar; si todos aprendemos a ser parte de un mismo lugar, y de cuidar lo que tenemos al lado y al vecino, y que lo nuestro no termina en el perímetro de nuestra casa, sino que también abarca la vereda, que es nuestra, y merece un mejor tratamiento y cuidado, creo que a partir de estos pequeños gestos de compromiso de todos, lograremos mejorar nuestro estilo de vida y será un aporte importante para la expectativa que tiene el turismo en nuestra ciudad".

La licenciada informó que alrededor de 30 mil turistas pasan por la puerta de Río Grande, "de estos turistas, 11 mil pernoctan en la ciudad a lo largo de los meses de temporada alta, que va desde noviembre hasta el mes de abril". atento a esto, destacó que "si logramos que pasen dos noches en Río Grande, deberíamos darnos por satisfechos en nuestros primeros objetivos".

Una de las preocupaciones inmediatas que están concentrando la atención de los integrantes del área turística en la Cámara de Comercio, apunta al sostenimiento de la oficina de información turística en el paso fronterizo de San Sebastián. "Queremos que se mantenga sí o sí, primero porque es el primer contacto que tiene el turista que ingresa a la isla, y quien mejor que ellos para orientarlos respecto a las propuestas y servicios que tiene la zona norte para el viajero; y segundo porque el mismo turista espera las propuestas que tiene la isla, dado que muchas veces nos desviamos al conocer nuevos atractivos en la zona, si nosotros permitimos el cierre de la oficina de información turística en el ingreso a la provincia, nos privaremos de recibir una importante cantidad de turistas que desconocen la oferta de Río Grande, y se dirigirán directamente a los objetivos ya conocidos", concluyó diciendo la Licenciada en turismo, Mónica Cobián.

Comentá la nota