El sector turístico estudia con el Gobierno la vuelta de los créditos para el consumo

La AAAVyT se reunió con la ministra de Turismo, Débora Giorgi, para avanzar sobre la posibilidad de volver a financiar el costo de las vacaciones en destinos locales, a tasa cero
Las previsiones en torno del comportamiento de la próxima temporada de verano no son para despreciar. Sobre todo si se tiene en cuenta que durante enero y febrero de este año los operadores turísticos debieron redoblar sus esfuerzos para no cerrar en rojo.

Para este año algunos, los más optimistas, avizoran una mejora de hasta el 15% en el nivel de actividad en comparación con lo ocurrido durante el verano pasado, aunque los agentes de viaje prefieren prevenir antes que curar.

Días atrás, durante el desarrollo de la Feria Internacional de Turismo (FIT), la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo (AAVyT), mantuvo un encuentro informal con la ministra de Producción y Turismo, Débora Giorgi, donde le manifestaron el interés del sector por reflotar la línea de créditos para el consumo, tal como ocurrió a fines del año pasado.

Una porción de la partida asignada con ese fin se derivó al sector turístico, más precisamente al financiamiento de viajes domésticos.

"Si bien creemos que no será un mal verano, claro que siempre partiendo de la base de lo complicado que fue 2009, consideramos que el hecho de volver a poner en marcha esas líneas movilizará a una mayor cantidad de turistas", explicó Ricardo Roza, presidente de la AAAVyT a El Cronista.

En línea con ésto, la entidad ya avanzó con los primeros contactos con el Gobierno.

Hasta hoy, sólo se produjo aquel encuentro entre la AAVyT y Giorgi, aunque se estima que durante los próximos días habría avances al respecto. Al menos ese fue el compromiso asumido por ambas partes.

"La respuesta de Giorgi fue positiva y eso ya nos da la pauta de que existe buena predisposición. Está claro que todavía no hay definiciones concretas, pero la idea es avanzar con rapidez durante los próximos días", sostuvo Roza.

Al respecto, el directivo indicó que "el año pasado el anuncio sobre estas medidas se produjo a comienzos de diciembre, y el resultado fue bueno; los tiempos alcanzaron muy bien. Si bien es cierto que ya sería bueno tener esto definido, lo cierto es que, de implementarse ahora estaríamos dentro de los plazos correctos".

A fines del año pasado, Cristina Kirchner anunció la puesta en marcha de un paquete para impulsar el consumo, que apuntaba a sectores específicos como los electrodomésticos y la indumentaria, además, claro, del turismo. En este último caso, el mecanismo se basó en créditos a tasa cero, con seis meses de plazo máximo.

La particularidad es que el Estado no fue el encargado de aportar el dinero, sino que el fondo surgió de un convenio firmado entre 500 empresas hoteleras, agencias de turismo y las tarjetas de crédito.

El plan benefició a quienes operaban con dinero plástico, y ofrecía el pago en hasta seis cuotas, sin interés. Este mismo sistema es el que se pretende poner en marcha ahora.

En aquel entonces su efecto no fue lo fuerte que se esperaba, aunque los agentes turísticos coinciden en que traccionó "al menos" un 10% de los viajes realizados. Semanas atrás, Giorgi impulsó créditos para el sector turístico. Puso en marcha la "Línea 400", destinada a la inversión o adquisición de bienes de capital nuevos de origen nacional, y para capital de trabajo.

Comentá la nota