El sector del transporte está en crisis y exige ayuda

Lo aseguró el representante de Catac, Raúl Sánchez y argumentó que el fracaso de la cosecha fina y el aumento de los insumos han empeorado la crisis del sector
Una situación catastrófica vive los camioneros, según describió el representante local de la Cámara Argentina de Transportistas de Carga (Catac), Raúl Sánchez, a un medio gráfico regional, al punto tal de expresar que en el ámbito del transporte se había cortado la cadena de pagos.

Sabido es que el sector del transporte no es ajeno a la crisis que vive el agro, ya que los inconvenientes comenzaron con el conflicto que el campo sostiene con el gobierno nacional, a lo que se sumó el fracaso de la cosecha fina debido a la terrible sequía.

«Venimos arrastrando, desde el año pasado, un déficit importante de trabajo. Si ahora vuelven a tomarse medidas de no comercialización de granos, seguramente se complicará aún más la situación para los camioneros», manifestó.

Según el dirigente, el productor agropecuario no vende el cereal acopiado, lo que ocasiona «un parate» en el transporte y agrega que “a nosotros nos disminuyó el trabajo en un 50% y puedo asegurar que en estos días ese porcentaje se elevará, porque no hay ningún movimiento», sentenció.

El dirigente negó que las bases estén proyectando tomar medidas de acción directa y dijo que “estamos esperando que el gobierno nacional establezca medidas concretas para el campo, con políticas que favorezcan a la producción”.

«En los últimos meses se han cortado las cadenas de pago, y muchos camioneros dejaron de pagar patentes y algunos hasta adeudan los seguros del camión. Somos conscientes que la deuda se irá acumulando pero, sin ser alarmistas, debo reconocer que los camioneros estamos al borde de la quiebra», afirmó con verdadera justeza.

Sánchez recordó que CATAC había elevado un comunicado a las autoridades nacionales, en el que se solicitó la exención de pago de impuestos, moratorias y créditos para el sector. «Hay camioneros que han comprado camiones nuevos o equipos completos y hoy no pueden hacer frente a las cuotas bancarias porque no hay trabajo ¿Cómo hacen para pagar esas cuentas», se preguntó.

A manera de ejemplo, indicó que el 11 de marzo pasado, una cubierta radial costaba entre 900 y 1.000 pesos y que actualmente vale entre 1.900 y 2 mil. «Lo mismo sucedió con el gasoil, los aceites, lubricantes y hasta el valor de las patentes”, sostuvo.

Por último, dijo que “nosotros apostamos siempre al trabajo y siempre pensamos en tener buenas cubiertas y acoplados modernos. Sin embargo, el trabajo esta cortado; hay mucho cereal para sacar pero hasta tanto no se destraben los mercados, los agropecuarios no van a vender», aseguró.

Sánchez remarcó que el camionero «no puede seguir trabajando a pérdida», ya que hay costos fijos que cubrir, y aclaró que es necesario solucionar el conflicto que el campo mantiene con el gobierno para evitar pérdidas aún mayores.

«En algunos lugares del norte se está pagando 3,20 pesos el litro de gasoil para poder seguir viajando. Es ridículo que el gobierno le subsidie el combustible al ferrocarril, y que a nosotros ?que transportamos la producción de todo un país y recorremos las rutas argentinas? nos maten con los aumentos», fustigó.

«La cosecha fina no duró más de cuatro días y ni siquiera la vimos. Si hacemos una comparación con los viajes realizados en la cosecha del año pasado, hicimos menos del 50%», aseguró.

El dirigente sostuvo que las expectativas para los próximos días se basan principalmente en las medidas que tome el gobierno nacional con respecto al sector agropecuario, y que orienten a destrabar el conflicto para que se comience nuevamente a producir.

«No se necesita ser muy inteligente para saber que liberando las exportaciones se solucionaría gran parte de este conflicto y que sería una acertada manera de poner nuevamente el país en marcha», remarcó.

Comentá la nota