Un sector del transporte de cargas pide que se lo declare en emergencia económica

Un sector del transporte de cargas argentino solicitó que se declare la emergencia provincial y nacional, mientras que en el país se trabaja con una capacidad ociosa del 50 por ciento ya que se comercializa hacienda pero hay escasas operaciones granarias.
El titular de la Federación Argentina del Transporte Automotor de Cargas (FATAC), Vicente Bouvier, afirmó hoy que como consecuencia de la sequía "se trabaja con una capacidad ociosa del 50 por ciento" debido a la caída en la producción que calificó de "insostenible".

Daniel Vilanova, de la Federación de Transportadores Argentinos, aseguró en Santa Fe que el sector solicitó que se declare la emergencia provincial y nacional y señaló que "hay un decreto a la fima" de la presidenta Cristina Kirchner.

"Prácticamente, en el centro y norte provincial (Santa Fe) no se trabaja nada por la sequía. Aquí en el sur, se está empezando a mover porque los productores venden lo que les quedó de soja ahora que los precios se están recuperando", dijo Vilanova.

"El sector no da más y eso que tenemos un régimen laboral diferencial para los choferes del transporte de cargas de cereales. Hay quienes manejan su propio camión -un 40 por ciento del total del transporte- pero los que son propietarios de más de un vehículo, tienen choferes a su cargo", analizó Vilano.

Camioneros que en 2008 compraron unidades nuevas por la difusión de líneas crediticias, ahora no pueden pagar las cuotas, explicaron los dirigentes.

"Existe ´remate´ de tarifas porque no se respetan las preestablecidas como tampoco los acuerdos respecto de la dación de cargas con preferencia para el transporte del lugar", sostuvo Vilanova.

Sin embargo, Bouvier, de FATAC, trazó un panorama más grave todavía: "No tenemos cosecha de girasol, no hay cosecha gruesa, falta agua y sufrimos la inactividad de 2008".

"Hay quebrantos, dificultades financieras, operaciones de compra de vehículos que se echan para atrás, operaciones que se pretenden deshacer, es el fiel reflejo de que no estamos en la buena senda", añadió.

En declaraciones radiales, Bouvier señaló que "el 80 por ciento del transporte de carga se mueve en torno a la actividad granaria y la afectación es directa" y "si se para el transporte de cereales, se para el transporte de carga".

Confirmó que "el sector está pretendiendo una ley de emergencia porque la situación se hace insostenible", por lo que el secretario nacional del área, Ricardo Jaime, recibió a transportistas.

La emergencia económica significaría para el sector la prórroga del pago de Ingresos Brutos -tributa el 1,5 por ciento- en cuanto que si la otorga la Nación les permitirá otros diferimientos impositivos y bancarios.

Comentá la nota