El sector tambero admite que está "cerca del quebranto"

Empresarios del sector advierten que hay una combinación complicada de aumentos en los costos y del techo en el precio que se paga a los productores por el litro de leche, que se sitúa en 75 centavos
El presidente de la Unión General de Tamberos, Emiliano Amondarain, advirtió hoy que el sector está en "quebranto", y afirmó que en lo que va del año hubo "cierres" de tambos.

Amondarain atribuyó la crítica situación a la combinación de costos elevados y del techo en el precio que se paga a los productores por el litro de leche, que se sitúa en 75 centavos.

"En cuanto a precios estamos muy por debajo de cuando se había pactado el valor, estamos a 75 centavos el litro de leche en promedio. En costos tenemos una influencia muy importante del precio del dólar, que ha aumentado. La situación es de quebranto y se suma a todo lo que está pasando", graficó.

En diálogo con el periodista Oscar "El Negro" González Oro, en el programa El Oro y el Moro de Radio 10, el vicepresidente de la Unión General de Tamberos, Guillermo Draletti, advirtió que el sector atraviesa una situación de "desesperación".

"No van a quedar tamberos en el país", alertó Draletti al referirse al difícil escenario que enfrenta esa industria por el incremento en el valor de los insumos que se contrapone con los ingresos por el producto.

"El año pasado cobrábamos 85 centavos (por litro de leche) y comprábamos insumos con un dólar a $3,10, ahora tenemos un dólar a $3,70 y estamos cobrando 73 centavos", describió el dirigente tambero.

Amondarain también advirtió que el precio que está pagando el público sufrió un aumento sustancial.

"Lo que quizás valía a 2,20 pesos hoy está a 2,80 o 3 pesos. En algunos casos el aumento al consumidor ha sido muy importante mientras que, al contrario, el productor ha visto disminuido casi en un 30 por ciento el valor de la leche", precisó.

Denunció también que se observa en los supermercados que de las marcas que habían alcanzado un acuerdo de precios con el Gobierno "hay en muy poca cantidad y prácticamente no se las encuentra en las góndolas".

Amondarain pidió "trabajar seriamente y transparentar la cadena porque es importante que lo que está pagando el consumidor de alguna manera se traslade al productor".

Respecto a la proyección de producción lechera para este año, indicó que "por ahora está bastante estable", aunque sostuvo que "habrá que ir viendo lo que pasa al transcurrir el año" ya que "hay muy poca reserva en cuanto a forraje y viene el año con pocas precipitaciones".

También advirtió que en caso de que llueva menos y las reservas se terminen, la situación se volverá "mucho más crítica porque ya muchos están haciendo malabares para seguir produciendo".

"La realidad es que desde septiembre del año pasado, el tema lechero (no ha tenido avances) más allá de alguna cuestión puntual y de un pequeño paliativo como es una pequeña devolución de dinero a los productores de cuando valía u$s 5 mil la tonelada de leche en polvo, un colchón con el que se quedó el Gobierno. Es una pequeña ayuda que no soluciona el problema ni de los costos ni los demás problemas del sector", destacó.

Comentá la nota