El sector productivo reclama recuperar la competitividad perdida

El sector productivo reclama recuperar la competitividad perdida
Frente a la convocatoria que hará el Ejecutivo, el sector privado pidió más crédito, la devolución del IVA y contener los costos.

Las tensiones que generó una primera tentativa de diálogo entre jaquistas y cobistas hace algunos días, en el que aún estaba presente el resultado de las elecciones del 28 de junio, no impiden que tanto el Gobierno como la oposición entiendan que es necesario el diálogo que incluye a los sectores para llevar adelante un proyecto de transformación de Mendoza.

Pero ello no quita que persistan las advertencias de la oposición vertidas hace una semana sobre el rol que le toca a cada uno en esta etapa en la que de mutuo acuerdo la palabra co-gobierno ya ha sido descartada.

Frente a la iniciativa del Ejecutivo, que ya ha comenzado a establecer algunos contactos a través de una estrategia semejante a lo que se adoptó en el orden nacional, los diferentes sectores se preparan para el diálogo con propuestas pero también con diversos reclamos concretos a los que hay que buscar solución.

Pero, como lo señaló este fin de semana el ministro de la Producción, Raúl Mercau, "estamos atravesando una situación difícil y entendemos que haya malestar. Pero deben entender que los recursos son escasos y habrá que establecer prioridades".

Por lo pronto, y si bien la agenda "la elaboramos día a día", de acuerdo con lo expresado por Mercau, en el ámbito económico ya hubo una primera reunión del funcionario con la Federación Económica de Mendoza (FEM) en el inicio de una ronda de consultas con todos los sectores, a la que se sumó el viernes las reuniones mantenidas con el intendente y representantes de la Cámara de Comercio y la Sociedad Rural de San Rafael. Incluso antes de asumir, Mercau estableció los primeros contactos con el sector turístico.

Esta semana ha previsto dialogar: el miércoles con la Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM) y en días más hará otro tanto con distintos referentes del sector vitivinícola, de tanta gravitación para la provincia, y con la que se han ido ahondando diferencias. De ahí que enfatice la necesidad urgente de retomar un "diálogo constructivo".

Adolfo Trípodi, de la Federación Económica de Mendoza, calificó de alentadora la primera reunión con Mercau en la que alrededor de 60 empresarios hicieron reclamos específicos. Sectores como los de transporte de pasajeros, propietarios de camiones, empresarios del carril Rodríguez Peña, Cámara Avícola y Turismo entre otros, además del sector minero, piden poner en marcha tres grandes emprendimientos en Mendoza y formularon planteos que se tratarán de ahora en más con cada sector en particular.

Los reclamos

Al consultar sobre las problemáticas que los diferentes sectores llevarán a la mesa del diálogo, hay planteos comunes a diversos sectores del comercio y la producción y otros específicos en determinadas actividades. En general se destaca que es necesario facilitar las condiciones para dar más competitividad a los productos.

Con ese objetivo Rubén Palau, de Apyme Regional Mendoza, considera necesario obtener refuerzos presupuestarios para fortalecer a las pymes e incluso a las micropymes, para lograr mejor acceso al crédito y obtener alternativas tributarias.

Por su parte, en la UCIM, José Poquet subraya además que "no pueden castigarnos por exportar" y propone que se apunte en la dirección correcta: "Para algo está el impuesto a las Ganancias".

Con argumentos semejantes, Bodegas de Argentina, a través de Juan Carlos Pina, lamenta el incremento de los costos, ya sea en mano de obra, insumos y el aumento tarifario. "Es para nosotros muy difícil trasladar esos costos a los precios, tanto en los productos de menos valor, por los condicionamientos de la Secretaría de Comercio (Guillermo Moreno), como por la dificultad por la comercialización de los de más alto valor".

Por ello sostiene que "así se pierde competitividad en el mercado externo. Hay que presionar en el marco del Mercosur para facilitar la salida de productos a EEUU y a la UE".

Por otra parte, también preocupa la falta de capital de trabajo, "ya sea créditos a corto plazo o, lo que es más lógico, que se hagan efectivos los reintegros de exportación demorados en la Afip".

José Eduardo Molina, presidente de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), reclama apoyo para devolución de retenciones y desde la Unión Vitivinícola Argentina (UVA) consideran necesario ceder el 50% a pequeños productores y a la promoción.

Por su parte, Daniel Rodríguez, de la Sociedad Rural de San Rafael, al igual que los otros sectores, estima que es importante reclamar a la Nación la devolución rápida del IVA: "La mora genera un grave desfinanciamiento". Luego agregó que "parte de las retenciones deben volver al sector que las generó para que crezca el agro".

Sergio Villanueva, de la UVA (Unión Vitivinícola Argentina), destaca que "en la agenda del largo plazo debemos ganar más mercados, un objetivo primordial, ya que de otra manera todo lo demás deja de funcionar".

El manejo de la coparticipación federal no es un tema menor para los sectores consultados. Poquet resalta que "nos quitan más de $ 1.200 millones anuales", a lo que añade que el impuesto al cheque "debe retornar en fondos y no en supuestas obras con las que pretenden compensar esa falencia".

Mientras desde la UVA reclaman créditos para pequeños y medianos productores, Daniel Rodríguez destacó la necesidad de pedir a la provincia la compra de deudas de productores agropecuarios al Banco Nación.

Todos coinciden en que deben cumplirse promesas hechas por la Nación y cita como ejemplo los U$S 50 millones de un crédito del BID que "debe bajar en forma de subsidio para pequeños y medianos productores".

Desfinanciamiento

Desde el transporte público de pasajeros, Sergio Pensalfine (Autam) mostró su preocupación por el desfinanciamiento de las empresas que considera incompatible con las exigencias para el normal funcionamiento del servicio.

Desde la Asociación de Propietarios de Camiones, Carlos Messina enumera diversas dificultades entre las que destaca la escasez de trabajo, costos crecientes, trabas burocráticas, la necesidad de que el gasoil tenga un precio unificado en todo el país y que se revise la política impositiva.

También Messina señaló que se deben solucionar problemas de frontera, como lograr la apertura del túnel las 24 horas y solucionar problemas de Aduana, entre otros reclamos de una larga lista para facilitar la salida de mercancías.

Desde el sur, la Sociedad Rural de San Rafael reclama la concreción de la prometida fábrica de pulpa para evitar las crisis recurrentes que vive el sector frutihortícola.

Comentá la nota