El sector privado aporta señales concretas de avance en el parque industrial

SAENZ PEÑA (Agencia) --Cuando el sector privado en el interior del Chaco es el único generador de mano de obra directa e indirecta --se estima en un 60% de la población laboralmente activa-- es el sector empresarial de Sáenz Peña el que apura la toma de definiciones en el parque industrial y, como para demostrar que los hechos están por delante de las palabras, una metalúrgica con perfil de siderurgia ya trabaja en el predio, y ayer otra industria de este rubro comenzó las tareas de limpieza de su terreno para instalar las maquinarias.
Pero este esfuerzo no se condice con las señales que desde los ámbitos oficiales corresponde.

Al menos ésa es la impresión que se tiene luego de recorrer el lugar, en el que hay mucho por hacer en cuanto obras de infraestructura.

Cabe recordar que el predio del parque industrial está ubicado a la vera de la ruta 16, a pocos metros de la intersección de ésta con la ruta 95, junto a las vías del ferrocarril Belgrano, al lado del paso del caño maestro del acueducto y cerca de la red eléctrica Noa-Nea.

La Comisión del Parque Industrial de Sáenz Peña (Copisape), integrada por representantes del municipio, de la Cámara de Comercio e Industria, de la Facultad de Agroindustrias, del gobierno provincial y otras instituciones de la comunidad, que debieran trabajar aunadamente con los gobiernos municipal y provincial para llevar adelante los objetivos propuestos. Esta comisión es un motor importante para todo lo que se refiere al empuje y trabajo que tamaño proyecto necesita. Hasta el momento ya se tienen más de 30 pedidos de reserva de espacio dentro del predio del parque por parte de empresas privadas que quieren radicar sus asentamientos industriales.

La contracara

La contracara de esa deuda estatal la ponen los empresarios del sector privado. Ayer, la metalúrgica Auros comenzó a trabajar en su terreno lindero a Yarros, la firma que se transformó en pionera en cuanto a radicarse en el parque industrial.

"Estamos trabajando ya, mañana (por hoy) será la tarea de la desmalezadora, porque se quiere venir aquí cuanto antes", dijo a NORTE un operario de Auros, empresa metalúrgica que fabricó, entre otras cosas, una sembradora directa que tiene varios pedidos de China y de otros países vecinos.

Muchas promesas, pocas acciones

En octubre de 2006 se hizo la apertura de sobres de ofertas para la primera etapa de obras para el parque industrial, por un monto aproximado de 180.000 pesos que tenían que aportar el gobierno de la provincia --a través del entonces Ministerio de la Producción-- y la Municipalidad de Sáenz Peña. Este acto fue destacado por parte de las autoridades de la Cámara de Comercio local y por el entonces intendente Carim Peche, porque significaba el "primer paso de un anhelo en el que nos comprometimos los saenzpeñenses, y por eso habrá un antes y un después de esta licitación", se había dicho.

En noviembre de ese año --se prometió-- iban a comenzar los trabajos, con un plazo de ejecución de 45 días, que incluían la construcción de la calle principal, el alambrado de la parte delantera de estos terrenos, desmonte generalizado y enripiado de esta arteria.

Hoy, julio de 2009, a dos años y medio, todavía en días de lluvia no se puede ingresar en el predio porque no está el enripiado.

El entonces intendente Peche, en reiteradas ocasiones (y aun en voz baja) se mostró molesto con el entonces gobernador Roy Nikisch, porque no enviaba los fondos comprometidos. Ahora, en tanto, se indicó que la comuna sigue esperando el envío de fondos provinciales, y desde el justicialismo se cuestionó, severamente, a la administración municipal de poner "palos en la rueda al proyecto, con acciones burocráticas".

Comentá la nota