Un sector del Pablo Soria sufre serias deficiencias por falta de agua caliente

Jujuy - Preocupa a las autoridades del Hospital Pablo Soria la falta de fondos para llevar a cabo las obras de mantenimiento del edificio de casi 60 años de antigüedad. El sistema de agua caliente presenta serias deficiencias en gran parte del nosocomio. El costo de la reparación ronda los 150 mil pesos. El director del nosocomio afirma que no llegan los recursos generados por la finca Chalicán y que el presupuesto de 2009 ya fue ejecutado, por lo que se debió solicitar un refuerzo para finalizar el año.
El director del hospital, Antonio Risso Patrón confirmó la falta de agua caliente en algunos sectores del nosocomio y remarcó que hay mucha demanda pero también muchos problemas de infraestructura.

En declaraciones a Mesa de Noticias que se emite por Canal 2, aseguró que "hay un sector del hospital donde no alcanza la capacidad de los termos que tenemos para calefaccionar. También hay una obra que está inconclusa -resaltó- porque tuvimos un problema con un instalador de gas que no cumplió en tiempo y forma la instalación que tenía que hacer y entonces no nos habilita".

Acerca de la infraestructura en la que funciona el nosocomio, destacó que "es un hospital que tiene 59 años. El mantenimiento y reinstalación de equipos y equipamientos no ha estado acorde a la demanda y a la complejización que sigue aumentando en el hospital Pablo Soria".

Señaló también que "hay muchas cosas que encaramos con recursos propios", pero advirtió que "hay obras grandes que hay que hacer. Estas instalaciones tienen 60 años -enfatizó- hay que hacer toda una obra de instalación eléctrica nueva y de agua. Se han hecho algunos arreglos en algunas ampliaciones de salas, se amplió ‘coronaria’, se amplió ‘quemados’ y eso se provee de los sistemas de calentamiento de agua que tenemos".

Risso Patrón aclaró que "hay un montón de proyectos de refuncionalización y modernización del hospital, que son definiciones, son criterios. Hay prioridades y uno puede entender que otros hospitales también tienen sus necesidades. Hay salas y CAPS que hacen a un modelo de gestión, que también son importantes hacerlos, pero este es el hospital de cabecera".

Puntualizó luego que "ahora estamos con un plan de refuncionalización de quirófanos". Sobre la ampliación de la sala de terapia intensiva más importante que tiene la provincia aclaró que "es un proyecto presupuestario que se lo vino trabajando desde hace tres años. Dios quiera que este año salga, porque ya son dos períodos que pasamos con esto y hay que buscar la oportunidad de hacerlo y también que no nos vayan a faltar los fondos, porque iniciar una obra de esta envergadura y sobre todo en terapia intensiva, tenemos que empezar y terminarla".

Más adelante Risso Patrón manifestó que "se va a encarar esta nueva etapa de refuncionalización tercerizando obras" y puso de relieve que "todo el resto de las obras que vamos haciendo en las salas, que vamos parchando, las estamos haciendo con recursos propios".

Acerca del origen de los recursos del hospital explicó que los mismos provienen "de lo que facturamos a las obras sociales, a terceros pagadores cuando hay responsables y del Plan Nacer".

Un párrafo especial le dedicó a los recursos que la finca Chalicán debe proporcionar al hospital: "tenemos algunos otros fondos que todavía no los estamos pudiendo conseguir, que son los fondos de la finca Chalicán", aseguró.

"Le tengo una sana envidia al hospital Zavala, porque me enteré que la finca El Pongo le entregó 630 mil pesos este año. Me alegro por ellos. Nosotros estamos definiendo a ver qué pasa con los fondos de la finca Chalicán que nos corresponde por legado".

En relación con la partida presupuestaria destinada para el año 2009, hizo notar que "el año pasado, del cálculo de presupuesto que nosotros habíamos hecho para 2009, tuvimos una merma, entonces a esta altura del año ya pedimos un refuerzo presupuestario para poder terminar el año. El presupuesto de 2009 ya lo tenemos ejecutado y estamos trabajando con refuerzo presupuestario pedido para esta segunda etapa del año", señaló el funcionario.

Gabriel Soruco, encargado de mantenimiento del nosocomio, explicó que durante más de una semana "no hubo agua caliente en algunos sectores del hospital" a los que identificó como salas uno y dos, unidad coronaria y maternidad "estuvieron sin agua caliente, debido a que se rompió una cañería".

Estimó que el cambio total de cañerías, necesario para dar una solución definitiva al problema, significa un monto de más de 150 mil pesos.

Recordó que "hace unos 10 años se instalaron dos termotanques industriales y anduvo todo bien", pero hizo notar que "en los últimos tres años ha crecido la parte de quemados, unidad coronaria y la guardia" lo que provocó que uno de los termotanques quedara chico.

Precisó que la solución de fondo sería cambiar toda la cañería principal de agua caliente en las salas, uno, dos, seis y siete, maternidad, administración y consultorios externos.

La compra de un termotanque de 3000 litros hora, próximo a llegar, solucionaría el abastecimiento de las salas uno y dos, maternidad y unidad coronaria.

Mientras tanto, aclaró que en las salas afectadas, el agua está saliendo a unos 20 ó 25 grados de temperatura en todos los servicios.

Comentá la nota