Sector industrial Empresa despide a 14 trabajadores sin previo aviso

El clima en la fábrica Tel Rad Cuyo S.A. es de tensión. Los empleados fueron delegados de sus funciones sin ser notificados con anterioridad, les deben medio aguinaldo de 2009 y todavía no cobran la última quincena. Hoy habrá una audiencia en Trabajo.

Un grupo de jóvenes operarios de la compañía Tel Rad Cuyo S.A, tuvieron restringido su ingreso a su trabajo por haber sido despedidos. Esta acción podría ser tomada como una represalia hacia los trabajadores, que desde el mes de enero reclaman el pago del medio aguinaldo del año 2009, de acuerdo a lo que dijeron los manifestantes.

Existe un aire de frustración por parte de los jóvenes echados, nunca recibieron una notificación o telegrama de despido que los ponga en aviso sobre las medidas a tomar, por parte de los directivos de la empresa. Para colmo de males, los empresarios no dieron ningún tipo de respuestas a los trabajadores. "Nos encontrábamos desconcertados porque no sabíamos qué hacer, no sabíamos dónde acudir. Menos mal que tenemos el apoyo del abogado Pablo Rampulla, él nos orientó, porque nosotros de estos temas no entendemos nada. De lo que entendemos es de hacer fibra plástica y trabajar en las maquinarias en que estamos capacitados para trabajar", comentaban con frustración los trabajadores.

Hasta enero de este año el plantel de trabajadores estaba compuesto por un total de 40 operarios, la cantidad de personal despedido es de un 35%, trabajo que efectuaban en blanco. Otro punto que llamó la atención es que la antigüedad de los empleados despedidos, no supera los 5 años.

Según las leyes estipuladas, las cartas jugarían a favor de los damnificados, quienes tras una reunión en la Secretaría de Trabajo, que tuvieron el día martes, acordaron que en la mañana de ayer iban a retomar sus tareas dentro de la industria. Las cosas no resultaron como se habían planeado, ya que al momento de acceder a la institución los empleados se encontraron con el paso restringido.

Con respecto al apoyo otorgado a los trabajadores por su gremio, fue un tanto confuso, porque los representantes aparecieron en escena durante la reunión del día martes. Resulta que los operarios figuran encuadrados en el gremio textil, cuando en realidad, el trabajo que realizan los tiene que ubicar en un sindicato distinto, por lo que tendrían que pertenecer a la Unión de Trabajadores y Empleados de la Industria Plástica.

Casualmente, la confusión en el espectro gremial impide que los trabajadores cobren un mayor sueldo y obtengan mejores condiciones de trabajo.

Hoy se efectuará la audiencia obligatoria entre los empleados despedidos y las autoridades de la empresa que vendrán para atender a esta situación.

El sector obrero busca suspender las medidas adoptadas por la empresa y pide rever la decisión de la patronal para que culminen pagando lo adeudado. "Necesitamos reactivar la producción industrial, para que la provincia siga progresando como lo viene haciendo", es el llamado a reflexión que hicieron los trabajadores dirigiéndose a los mandatarios de la provincia.

Comentá la nota