El sector más duro no aceptaría la propuesta

Delegados irían a la asamblea de mañana con la intensión de hacer una contrapropuesta, a los 60 pesos al básico que habría ofrecido el Municipio. "Significarían 98 pesos en el bolsillo", dice el núcleo más duro de los trabajadores.
Incertidumbre, podría ser la palabra empleada para definir lo que decidirá mañana la asamblea de los empleados del municipio de Río Gallegos, tras la propuesta del Ejecutivo que pasa parte de los 150 pesos no remunerativos, al sueldo básico de los trabajadores.

Tanto el intendente Héctor Roquel como el cuerpo deliberativo comunal, se encuentran a la espera de lo que resuelva el gremio, en la asamblea que convocó el SOEM en la mutual de la Caja de Servicios Sociales, de la que dependerá la suerte del conflicto.

Desde algunos integrantes del cuerpo de delegados adelantaron hoy a TiempoSur Digital que la propuesta no conforma y que de la resolución de la asamblea podría surgir una contrapropuesta.

El aumento del básico no fue la única propuesta. Dentro de ella, el Ejecutivo ofreció no descontar los salarios por los días de huelga, en una clara intensión por descomprimir la situación que ya va por la segunda semana de paro por tiempo indeterminado.

Comentá la nota