El sector confeccionista aguarda una pronta respuesta.

Después de que varios empresarios recibieran multas los dirigentes de la asociación local continúan negociando con el Ministerio de Trabajo provincial. Desde el Concejo se elaboró una resolución pidiendo la suspensión del cobro de las sanciones.
DE LA REDACCION. Los miembros de la Asociación de Confeccionistas de Pergamino a través del gerente de la entidad, Carlos Degleue, informaron que luego de la sanción que fuera aplicada el año pasado por el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires todavía no se comenzaron a cobrar los embargos a las empresas locales afiliadas a la institución.

Es importante recordar que hace un tiempo los dirigentes convocaron a los medios para informar la desesperante situación en la que se hallaba el sector y para comentar la problemática que avistaban los titulares de las firmas que están adheridas a la asociación de nuestro medio.

De acuerdo con lo explicado en aquella oportunidad por Andrés Iglesias, presidente de la entidad y el gerente Degleue en marzo de 2008 arribó a la ciudad un grupo de representantes del Ministerio de Trabajo bonaerense. El objetivo de la visita fue inspeccionar las diferentes fábricas en Pergamino. Después de efectuar los controles y de haber detectado falencias en las industrias dedicadas a la confección los agentes del Ministerio enviaron las sanciones correspondientes.

Según lo informado por la institución la dirigencia del Ministerio comenzaría a cobrar las deudas y a embargar las cuentas de los empresarios locales a partir del 30 de abril. No obstante en las últimas semanas el Concejo Deliberante emitió una resolución a través de la cual se solicitaba al Ministerio de Trabajo de la provincia que suspendiera, aunque sea momentáneamente, el cobro de dichas multas. Asimismo los referentes de la Asociación de Confeccionistas de Pergamino mantienen periódicas reuniones con la delegación regional del Ministerio de Trabajo que tiene ámbito de acción en nuestro medio y se encuentra a cargo de Osvaldo Bessone a fin de poder establecer contacto con los dirigentes de primera línea del Ministerio bonaerense.

Proceso de negociaciones

Según lo explicado por Degleue las negociaciones son cada vez más frecuentes con la delegación local a fin de lograr obtener una respuesta para que las multas puedan ser revisadas. En tal sentido el miércoles de la semana pasada los referentes de la entidad mantuvieron una charla con Bessone a fin de que el caso pueda ser analizado.

Por lo pronto es importante destacar que ningún titular de las empresas pergaminenses ha percibido un embargo en sus respectivas cuentas. Esto indica que se está desarrollando un proceso de análisis en las sanciones ejecutadas a las fábricas que se encuentran atravesando un momento delicado ya que, debido a la crisis económica, la producción ha avistado significativas mermas a partir de las cuales los titulares de las firmas con ámbito de acción en la ciudad hacen constantes esfuerzos para no aplicar medidas que perjudiquen a los trabajadores.

De acuerdo con lo comentado en la última conferencia de prensa brindada por los dirigentes de la Asociación de Confeccionistas lo que motivó a los agentes del Ministerio a realizar los controles en nuestra ciudad fue el crecimiento que ha percibido el sector en los últimos cuatro años.

En 2008 los representantes llevaron controles de higiene y seguridad en las distintas industrias de la confección. Una vez que detectaron falencias los referentes del Ministerio pautaron su retorno que se realizaría luego de un tiempo prudencial, necesario para cumplir con las exigencias pautadas por el reglamento de seguridad establecido. En torno a esta cuestión es importante aclarar que los propietarios de las industrias ejecutaron las modificaciones y los arreglos solicitados.

La visita de los agentes no se produjo en ningún momento por el contrario al cabo de tres meses llegaron las multas labradas a 42 empresas.

En total las sanciones alcanzan el millón de pesos. Suma que los dueños de las firmas no pueden costear.

Numerosos fueron los trámites que se gestionaron ya que las empresas presentaron los correspondientes descargos que fueron devueltos con las multas incluidas. Además los dirigentes de la Asociación y los pertenecientes a Sutiv viajaron a La Plata sin obtener respuesta alguna. También se efectuó una especie de recurso de amparo que fue denegado.

Comentá la nota