En sector del barrio El Porvenir se desarrolla sistema de auto-construcción de viviendas Avanza la urbanización donde se habían adjudicado parcelas a más de 200 vecinos En una reciente visita de concejales justicialistas al lugar Hugo Garcia y Blanca De

A poco más de dos meses de haberse concretado la adjudicación en venta de más de 200 parcelas a vecinos de un asentamiento contiguo al barrio El Porvenir, merced a una plan conjunto entre gobierno provincial-municipio capitalino, por estos días se encuentra en franco avance la urbanización de todo el sector, como el sistema de auto-construcción de viviendas y también el de dotar de todos los servicios a las familias radicas allí.
En una reciente visita de concejales justicialistas al lugar (Hugo Garcia y Blanca Denis), estos pudieron observar el sostenido progreso de los trabajos, los cuales se pusieron en marcha a poco de materializarse la decisión política del gobernador Gildo Insfrán, en torno a que las familias vean regularizada su situación y de esa manera estarán habitando en terrenos propios.

Uno de los beneficiados, Timoteo Benítez, tras admitir que en su momento tenia ciertas dudas que este proyecto pudiera concretarse, admitió que “nos domos cuenta que lo prometido por el gobierno se está cumpliendo, y nosotros podemos nuestra parte con esfuerzo, empeño y también voluntad”.

Aludió a que en el sector donde el habita se encuentran treinta familias, a quienes el gobierno proveyó de los materiales e insumos (ladrillos, cemento, alambre, cal, arena, aberturas, etc.), además de brindarle asesoramiento técnico, “y ahora tenemos nuestras casas propias, que no elevó el autoestima, y por supuesto una mejor calidad de vida”.

“Esto recién comienza, después vendrán las otras etapas, que tienen que ver con los trabajos de pintura, con la arborización y otras mejoras”, sostuvo, para comentar que en el terreno de 10x30 que se les otorgó tienen pensando hermosearlo íntegramente.

Por su parte, Inés Salinas, quién tras recordar que habitaba precariamente en el barrio El Mirador, refirió a que junto a familiares están en la fase final de ejecución de su casa, mostrándose feliz por estar a pocos días de habitar un “hogar digno” junto a su hija. Destacó el gesto del gobierno provincial y municipal, quienes le brindaron todo lo necesario para la obra, y como en el caso anterior, ya piensa ir por más, inclusive en poco tiempo más se le proveerá de semillas para que así pueda materializar la huerta en uno de los sectores de su terreno.

Las expresiones son coincidentes en los vecinos del lugar, quienes además destacan el progresivo desarrollo de otras obras en ese sector de la ciudad, que les posibilitó acceder a la energía eléctrica y el agua potable, además de disponer cerca de sus hogares centros de salud, escuelas, servicio de transporte, etc., con lo cual “nos han recreado las condiciones dignas para que podamos desarrollarnos”.

De esta manera va tomando forma concreta una urbanización en este populoso sector norte de la ciudad, algo que tuvo sus inicios cuando el PEP envió a la Legislatura Provincial la correspondiente ley de expropiación de estos terrenos, y tras su aprobación, en una tarea conjunta entre diferentes áreas del estado provincial y el municipio de esta capital es que tras la adjudicación en venta las parcelas, tal como establece la ley, se trabajó en la conformación del barrio con todos los servicios.

Es así que se dio el primer paso del loteo y la asignación de las parcelas para estas familias, cada una de las cuales fueron reubicadas en el lugar que le corresponde. A partir de allí comenzaron las obras como la apertura de las calles, construcción de desagües, servicios como el de las redes eléctricas y la de agua potable, pasando a ser una porción más del barrio El Porvenir.

De esta manera cada familia comenzó a construir, ampliar o mejorar su casa en su propia parcela, con lo cual “están dando un salto cualitativo en su calidad de vida y al mismo tiempo representará un gran progreso en el desarrollo urbano de la ciudad”.

Comentá la nota