Sector autopartistas: Mahle descarta la posibilidad de despedir trabajadores

Ante versiones erróneas publicadas en medios de prensa directivos de la empresa aseguran a este diario que respetarán el acuerdo pactado con el gremio y con la subsecretaria de Trabajo de la Provincia quien visitó la ciudad la semana anterior.
Durante la jornada de ayer se publicó en una página de Internet dedicada a las noticias del ámbito económico, una información que aseguraba que la planta Rafaela de la empresa Mahle despediría a 250 trabajadores.

La noticia fue "levantada" por medios de tirada provincial lo que provocó angustia y desconcierto en trabajadores y directivos de la autopartista.

Desde la empresa rápidamente se comunicaron con CASTELLANOS para desestimar de manera rotunda la información errónea y mal intencionada publicada en Internet por un ignoto periodista de esta ciudad.

Desde Mahle aseguran que apartir del acuerdo llegado a propósito de la visita de Alicia Ciciliani, vice ministra de trabajo del gobierno de Hermes Binner, la semana pasada, "estamos cumpliendo a rajatabla lo pactado".

En ningún momento "frenamos despidos, porque no teníamos en mente despedir a nadie", repetía indignado un representante de la empresa ante el titular de un diario de la capital provincial.

El acuerdo con la funcionaria se dio luego de una extensa reunión. Luego de la misma Ciciliani manifestaba que: "La verdad es que tuvimos una muy buena reunión, jerarquizada también con la presencia del señor Intendente en virtud de los problemas de producción y trabajo que existen en la provincia de Santa Fe, y por supuesto la región de Rafaela no escapa a ello. Creo que la ciudad de Rafaela encontró una fórmula y una síntesis del diálogo social muy importante, que es ejemplo para la provincia en este Consejo Asesor del Ministerio de Trabajo donde los sindicatos y los empresarios están junto al ministerio. Estas reuniones se fijaron para el último martes de cada mes pero Carlos Farinoli, titular de la Delegación Rafaela, trabaja diariamente con esta visión del diálogo tripartito, no perdiendo de vista los derechos de los trabajadores, y teniendo muy claro que de esta crisis se sale con todas las empresas en marcha. Aunque a veces en esta premisa básica del derecho de los trabajadores y empresas en marcha es difícil sostener el equilibrio porque caminamos por un margen muy estrecho y es esto lo que genera violencia, conflicto. En esta mesa nos ponemos de acuerdo en la forma de procesar los conflictos. Porque nosotros sabemos que estamos ante un año difícil en la producción y el trabajo. La pregunta es saber como vamos a procesar esos conflictos en Rafaela".

En cuánto a los procesos de conflicto antes mencionados, dijo que "no se habló de despido. No está en el ánimo de los empresarios despedir, lo que si nos piden es buscar la fórmula para sostener a los trabajadores en sus puestos de trabajo, ver las ayudas financieras y económicas más inmediatas para que ellos lo puedan hacer. Se analizó la situación financiera que necesitamos, la fluidez para la devolución de los créditos que las empresas mantienen con el estado nacional para poder hacer frente a la nómina salarial. Hay muchas empresas que han logrado acuerdos muy importantes en la ciudad. Se disminuye el tiempo de trabajo pero sin afectar el salario de los trabajadores y esos son arreglos muy importantes, por lo que los sindicatos deben estar muy orgullosos. Esto también habla muy bien de los trabajadores, porque si la industria toma esa decisión es porque quiere conservar a todos sus trabajadores porque son valiosos, competitivos, y están preparados, por eso los quieren sostener.

Rafaela tiene una tradición de una industria muy competitiva. Esto facilita las cosas para las empresas pero no desconocemos y analizamos el problema social que está despertando en algunos sectores que no aparecen en la superficie como son los empleados calificados de las multinacionales, es decir, la cuestión social por los despidos en la industria de la construcción, en algunos sectores de comercio, y de pequeños emprendimientos que tercearizan servicios para otras empresas o están ligados al lugar, para ver donde impacta en la demanda social de los municipios. Vamos a hacer una reunión específica para tratar el tema del trabajo rural, para ver como con Uatre y los empresarios del sector pensamos mantener los puestos de trabajo, de modo tal de que no vengan a engrosar los lugares periféricos de las ciudades".

Ante la pregunta por la situación actual de algunas empresas, Carlos Farinoli dijo "que estas situaciones que estamos pasando son tensas. No es fácil llevar un diálogo adelante y cada uno defiende sus intereses, sus necesidades. Pero se llegó a un acuerdo en donde no se van a modificar las condiciones de trabajo durante un período de 90 días y si bien es cierto que se reemplaza un turno, no se va a afectar el ingreso económico porque todo aquel trabajador que tenga un inconveniente por el horario va a ser tenido en cuenta, incluso ya hubo tres o cuatro casos que fueron solucionados antes de la audiencia. Por lo tanto esto se encaminó en un terreno de diálogo y de consulta permanente. Antes de tomar una decisión se buscan todas las alternativas posibles y en esto se basaron las pautas que hoy se pactaron. Creo que dentro de la problemática esto es un muy buen acuerdo, más allá del aumento salarial y de la producción. Esta reunión fue para ir analizando caso por caso, y en cada lugar ir dando lineamientos, conductas, pero por sobre todas las cosas, está el diálogo que es fundamental en esta época. De esta salimos todos juntos, no hay otra forma. Hoy se ha pactado un principio de buena voluntad más que nada. Nosotros no podemos tomar medidas definitivas, que arreglen todo. Buscamos alternativas válidas para que no tengamos un costo social alto en nuestra ciudad".

Al momento de analizar la crisis internacional el mismo enfatizó que "Rafaela no depende exclusivamente del consumo interno. Se exporta mucho y probablemente, en febrero o marzo algo se va a reactivar por una cuestión de necesidad, pero afuera con la exportación es más difícil.

En nuestra ciudad hay 3 empresas en procedimiento preventivo de crisis, 28 en la región Rosario y zona sur y 12 empresas, de Santa Fe al norte que incluyen las de Rafaela".

"Este procedimiento quiere decir que vienen al ministerio de Trabajo junto con el sindicato a plantear una situación de dificultad para sostener la totalidad de sus trabajadores, aclaró la secretaría de Trabajo. Tienen que despedir o suspender y ahí se inicia un proceso de negociación donde tienen que demostrar esto. Tenemos 52 empresas en la provincia que han pedido el Programa de Reconversión Productiva donde el ministerio de Trabajo de la Nación le aporta 600 pesos a cada trabajador para que la empresa lo pueda sostener. Estas empresas son distintas a las del procedimiento preventivo y aquí en Rafaela hay dos por lo menos".

"Esto es lo que queremos transmitir, agregó Alicia Ciciliani, que no es un problema de una empresa o de un sector y que lo tenemos que abordar en la seriedad y en la magnitud. Tenemos que tener la inteligencia para anticiparnos. Si sabemos que hay un sector que es el motor de la economía que está parado, sabemos que estamos avanzando con la inercia pero la inercia se acaba y si no arranca el motor de la economía santafesina nos detenemos todos. Es nuestro deber como dirigentes anticiparnos".

Comentá la nota