En un sector de Alberdi, hay calles convertidas en basurales

Es el caso de la esquina de Ingeniero López casi 27 de Abril. Los residuos ocupan toda la vereda y parte de la calzada. Tiempo atrás hubo riesgos por un incendio.
Aunque parezca increíble, en un sector de barrio Alberdi hay calles y veredas que se convirtieron en basurales en los últimos meses, debido a la desaprensión y la falta de ética de personas que cotidianamente arrojan residuos sin medir las consecuencias ambientales que ocasionan.

El problema más importante en este sentido se produce en la esquina de calles Ingeniero López y 27 de Abril. En este lugar, carreros, empresas y automovilistas particulares descargan todo tipo de desperdicios (incluso patógenos) y escombros, con lo cual coadyuvan a crear una imagen paupérrima para un barrio tan próximo al centro.

Algunos vecinos dicen que intentaron "crear conciencia" entre quienes tiraban basura y que les advirtieron que no procedían bien. Pero sólo recibieron andanadas de insultos a cambio.

El basural ocupa la angosta vereda y parte de la calzada de Ingeniero López al 100, al extremo tal que los peatones deben caminar riesgosamente por una arteria que forma una pendiente hacia 27 de Abril y por la que circulan muchos vehículos a elevada velocidad.

Los vecinos presentaron varios reclamos en la Dirección de Higiene Urbana para que el basural sea eliminado y luego se disponga un control municipal permanente para evitar que se vuelva a formar. Pero no obtuvieron respuestas.

En una nota presentada el 31 de marzo pasado, precisamente, los vecinos advierten a Higiene Urbana que el basural representa un "importante problema sanitario" para el sector de Alberdi donde viven.

Incluso hace poco menos de dos meses el basural se prendió fuego, aparentemente en forma accidental. De no mediar la intervención de los Bomberos para extinguir el incendio, podrían haberse producido pérdidas patrimoniales y serios peligros para los vecinos del lugar.

Igualmente, el fuego causó la destrucción de conductores eléctricos del alumbrado público y quemó un poste casi por completo, al punto tal que podría caerse en cualquier momento. Por esta razón, toda la cuadra de Ingeniero López del 0 al 100 se encuentra sin luz, lo cual potenció la inseguridad, en virtud de que Alberdi viene padeciendo una oleada de arrebatos callejeros.

Respecto de la oscuridad reinante en la cuadra, personal de Alumbrado Público municipal comentó a los vecinos que para reponer los conductores quemados debería primero eliminarse el basural, ya que se encuentran debajo de la vereda.

El 20 de abril, un empleado de Higiene Urbana les dijo a varios vecinos que antes de mayo se solucionaría el problema y se limpiaría el basural a cielo abierto. Sin embargo, el reservorio de residuos no fue erradicado y, por el contrario, sigue creciendo.

Los vecinos Víctor Donini, Sebastián Donnett, Gloria Sastre, Jorge Rementería, Manuel Pérez, Teresa Bernardi y Eloy Silvera aseguran que en el basural proliferan alimañas de toda clase, además de acumularse bolsas de nailon cerradas, podas de árboles, escombros, neumáticos y alimentos en estado de descomposición.

Otro basural de menores dimensiones puede observarse en calle Caseros al 1880, casi Ingeniero López. Ocupa parte de la vereda y de la calzada.

Baldíos sin desmalezar. Otro problema comentado por los vecinos de Alberdi se refiere a la existencia de baldíos que exhiben yuyos muy crecidos. El pedido es para que la Municipalidad de Córdoba sancione a los dueños de esos terrenos sucios, con multas ejemplificadoras.

En tanto, en Caseros casi Sol de Mayo pueden verse varias casitas precarias y sin aberturas, ocupadas por familias pobres.

Comentá la nota