Ex secretarios de Energía: "El sector está decadente"

En un informe, advirtieron que afronta "serios problemas estructurales sin soluciones a la vista". Exigieron una política de Estado a largo plazo.
El documento presentado este miércoles por ocho ex secretarios de Energía advierte que el sector energético afronta "serios problemas estructurales sin soluciones a la vista" y para resolverlos "se debe formular una política de Estado a largo plazo.

El trabajo, divulgado finalmente en el Instituto Mosconi y no en la Facultad de Ingeniería de la UBA -como estaba previsto inicialmente- señala que la Argentina tiene "un presente decadente en materia productiva y un futuro incierto".

Entre los puntos, destaca que el tema de los hidrocarburos, que representan casi el 90 % del total de la energía primaria consumida por Argentina, presentan una situación altamente comprometida; que la producción de crudo disminuye desde 1998 encaminando al país a la importación; y que las reservas comprobadas disminuyen tanto en petróleo como en gas natural, sin que se hayan descubierto nuevos yacimientos de tamaño significativo en los últimos 15 años.

En la presentación del documento, Jorge Lapeña, que comandó la cartera durante la presidencia de Raúl Alfonsín, señaló que "el trascendido del informe a través de la prensa fue interpretado erróneamente como un acto electoralista y político" y recalcó que ninguno de los que lo elaboraron "es candidato a ningún cargo electivo".

Dijo que el documento debe entenderse "como una unión de consensos sobre la situación real" y expresó que "básicamente propone generar consensos a traves de este consenso" de ministros de diferentes partidos en busca de "políticas estructurales para ser mantenidas por largo tiempo, 20 o 25 años independientemente de la alternancia de los gobiernos en el poder". "No es un plan de gobierno, es una política de Estado", remarcó.

Daniel Montamat, ex secretario de Energía del gobierno de la Alianza, aseguró que "el país necesita consensos básicos en todos los sectores y queremos humildemente empezar a discutir políticas".

En su visión, el informe se basa en "acuerdos básicos superadores" en los que se de la "planificación estratégica y la asignación de mercados" con "energías tradicionales y energías alternativas". Además evaluó que "necesitamos autoabastecernos y estar integrados al mercado regional"

Emilio Apud, que acompañó la breve gestión de Ricardo López Murphy, insistió en que el documento "no es una critica al actual gobierno", aunque destacó los aspectos negativos de la política K. "En vez de fomentar la producción de hidrocarburos, se ha desalentado y en el corto plazo iremos a agotar las reservas", una situación que se "agrava por una cuestión tarifaria", dijo.

LA POLÉMICA PREVIA. En manos del Gobierno desde el pasado 11 de marzo, la presentación del documento estuvo antecedida de fuertes intercambios. Según el decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires, Carlos Rosito, la suspensión de su lanzamiento en esa sede tuvo que ver con que una casa de altos de estudios "no puede ser caja de resonancia de fines políticos".

Rosito explicó que le pidieron el lugar para un debate sobre el sistema energético del cual él también iba a participar. "Pero un día antes me encuentro que ya tienen las conclusiones del debate confeccionadas de antemano, circulando por la prensa, y están pretendiendo usar a la Facultad como una caja de resonancia de una propuesta político partidaria", puntualizó a radio El Mundo.

"No hubo ningún llamado. Fue una decisión mía. Nosotros enviamos invitaciones a los medios, porque nos interesaba que se difunda el debate, pero cuando me puse a chequear sobre lo que se estaba publicando, me encontré con que la prensa ya tenía de antemano las conclusiones del debate, y que se trataba de un documento de fuerte tono político", sostuvo el decano.

Por su parte, el ministro de Planificación, Julio De Vido, se refirió al informe como "tendenciosamente politizado" y respecto de los ex secretarios involucrados dijo que "cuando ellos estuvieron al frente de sus carteras tuvieron una gran suma de fracasos; evidentemente sus críticas de ninguna manera son pertinentes". "Está claro que es un planteo manifiesta y tendenciosamente politizado que no se refleja en la realidad", afirmó.

Comentá la nota