El Secretario de Recursos Naturales de Nación no estimó un plazo para el control de las llamas

El contingente de ayuda que llegó en el avión de Presidencia de la Nación al aeropuerto de Río Grande, estuvo encabezado por el Secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Homero Máximo Bibiloni, quien fue secundado por los coordinadores del Plan nacional de Manejo del Fuego; Sergio Rusak y Roberto Vélez.
Aseguraron que "no es serio" hablar de plazos para el control de los siniestros y que todavía está en evaluación la utilidad de traer aviones hidrantes.

La comitiva tuvo una recepción de parte de la gobernadora Fabiana Ríos, quien llegó al aeropuerto de Río Grande minutos después del arribo de la aeronave para entrevistarse con el funcionario nacional.

Allí Bibiloni le manifestó todo el apoyo del Gobierno Nacional ante esta crisis: “es una decisión de la Presidenta que me encomendó estar presente como una muestra de solidaridad federal y en la misma flota presidencial y del Ejército hemos traído combatientes en materia de plan de fuego de alta capacitación para que puedan colaborar con los combatientes locales, tanto en nuestra base sur del Plan como de Santa Cruz que vinieron por otra vía, más la logística liviana que se utiliza en estos casos; en este momento ya han ido al lugar para hacer una evaluación in situ con la gente que tiene la primera visión física y ha sobrevolado la zona, y a partir de eso se va a ratificar lo que se está haciendo y reorganizar, pero esta es una cuestión estrictamente técnica de manejo sobre la situación”, manifestó el funcionario nacional.

Ante los medios locales, Bibiloni todavía no estaba en condiciones de realizar un diagnóstico detallado de la situación del siniestro: “cuando se habla de fuego descontrolado significa que está siendo monitoreado en la forma en que se desenvuelve y técnicamente hay que ver los motivos y las formas de intervención, si esto es una intervención humana; técnica o aérea, entonces esto lo van a evaluar los expertos que para eso han venido acompañados del Coordinador Nacional del Plan (de Manejo de Fuego) y nuestro Coordinador en Buenos Aires que vino con nosotros”.

Ante esto, rápidamente la comitiva se dirigió en una caravana de vehículos hacia el comando de incidentes emplazado en la comuna de Tolhuin, donde todos se reunieron para analizar el cuadro de situación y las medidas a adoptar.

En este sentido, el Secretario Bibiloni no confirmó por el momento el aporte de aviones hidrantes; “el tema de los hidrantes tiene que ver con una necesidad técnica y con una oportunidad, porque la idea no es tener aviones parados en una pista para mostrarlos sino que tiene que ver con la posibilidad de la eficacia en las acciones, si el lugar hace imposible el sobrevuelo porque no hay forma de dar vueltas no tiene sentido un hidrante, entonces eso se va a evaluar con toda prudencia, con toda seriedad para tratar de ser eficaces y eficientes en el uso de recursos que siempre son escasos en relación a los problemas”.

Finalmente el funcionario nacional consideró que “no es serio” hablar de tiempos para una resolución de la crisis, “la naturaleza tiene que ayudar y el hombre tiene que poner su mejor saber y experiencias, tenemos que ver para dónde va el viento, cuál es el material que se combustiona, en fin, existen una enorme cantidad de variables que impiden hablar seriamente de tiempos en esta materia y quien lo haga es un irresponsable”, dijo.

Comentá la nota