Ex Secretario de Hacienda de Jujuy consideró que Argentina no saldría de la crisis financiera hasta mediados de 2010.

El Contador Pedro Aramayo expresó que "lo que hace al ingreso de los 2500 millones de dólares que aumentarían las reservas que tiene el Banco Central, las reservas que tiene la Argentina, o sea, que cubrirían las posibles salidas de dólares del Banco Central hasta fin de año, es decir, lo que se estima es que las reservas disminuyan, en función de que hay requerimientos de dólares, no solo de las empresas que sacan ganancias hacia el exterior, sino también de los particulares, así que los particulares, y las empresas también internas, están dedicando lo que pueden, parte de sus ingresos, a guardarlos o a reservarlos en dólares, por lo tanto, en este periodo que ya se inicio, y lo que queda del año, va a haber requerimiento de divisas, de dólares, por parte de la gente y de las empresas, en forma interna y externa, para las que tienen sus centrales en el exterior".
Aramayo además comentó que "lo que podría hacer que el nivel de divisas, que en estos últimos tiempos ha tenido Argentina, que son 40 mil millones de dólares, que nunca bajaron de 36 o 38 millones de dólares, bajado ese limite, se producen algunos desequilibrios en el Banco Central, porque las reservas no es que estén disponibles, sino que están puestas en forma de títulos o valores de otra naturaleza en el exterior, están de esa manera para poder garantizar la moneda disponible o el circulante que hay".

Aramayo además señaló que el ingreso "viene a reforzar parte de las reservas que se están movilizando en la Argentina, parte de los dólares que tiene el Banco Central, y por que tiene la necesidad de cubrir esas reservas del FMI, tiene 2500 millones de dólares del Banco Mundial, y otros mil o mil quinientos millones del Banco Interamericano de Desarrollo, ello en función de que, a través del segundo semestre, la Argentina tiene vencimiento de deuda, fundamentalmente pago de intereses, porque la deuda está a varios años, y tiene que ir pagando intereses, y en algún momento, según los tipos de bonos que ha emitido al recuperar la deuda, en algún momento cae parte del capital, en este ejercicio quedan cerca de 10 mil millones, o sea, hasta el 31 de diciembre de 2009, quedan 10 mil millones de vencimiento, de donde tiene que utilizar parte de sus reservas y disponibilidades que pueda tener el Banco Central, por eso intenta reforzar la tenencia de la reserva del Banco Central, es por eso que se esta tratando de recurrir a ese tipo de uso de reservas, acumular reservas, porque no hay otro tipo de crédito en Argentina, los 2500 millones que vienen del FMI vienen por que le corresponden a la Argentina por ser socia del FMI, por integrar el FMI".

Consultado sobre los tiempos de Argentina para superar la crisis, Aramayo señaló que, a través de los dichos del FMI de que la Argentina se recuperaría rápidamente de la crisis "hay opiniones un poco contradictorias porque, si los países emergentes, entre los cuales se encuentra Argentina, estarían en mejores condiciones de soportar esta crisis financiera y esta recesión, porque la crisis financiera se da por los movimientos de los fondos, los valores, los bonos y la recesion en función de la producción o de la economía real de la producción del país, que estaría en condiciones de salir antes de fin de año, es prácticamente imposible que se produzca, porque la Argentina no está preparada, desde las variables económicas que se manejan, de las macroeconómicas, no están indicando que la Argentina vaya a salir de esta crisis o de la recesión pronto, porque la crisis financiera vendría a ser el contexto, entonces, hay semanas en que las bolsas y los mercados caen, y el resultado, la ecuación de los resultados positivos y negativos, hace que todavía sea negativo el resultado de los movimientos financieros de las bolsas, y en cuanto a la producción, el PBI ha decaído en el último trimestre y en la medición del último cuatrimestre, a pesar de los índices, incluso a pesar de los índices que da el organismo oficial, que dice que todavía no está cayendo el PBI, pero, de todas maneras, aunque sea un avance lento, eso esta indicando que el crecimiento de la Argentina se ha detenido, porque antes crecíamos al 6 o 7% , hoy, si no estamos creciendo estamos prácticamente estancados, y entraríamos prácticamente en un proceso decreciente o de que el PBI sería negativo".

Aramayo comentó también que "no están dadas las condiciones para que la Argentina inmediatamente salga, porque no existe un plan concreto, un plan definitivo, de qué se haría con la economía; la dirigencia Argentina, quienes manejan la economía argentina, quienes manejan la política económica, están hoy mas dedicados a otros problemas, muchos más coyunturales, de corto plazo, por lo tanto, en el largo plazo, no hay indicaciones de que la economía vaya a salir inmediatamente de la crisis ni de la recesión, a pesar de las medidas que se han tomado, medidas que serian, por ejemplo reactivar la demanda a través de un mayor consumo, porque se decía que se daban planes para la compra de elementos, y hoy no puede reactivarse la demanda porque el nivel de inflación todavía es alto para un país como el nuestro, lo que hace que el ingreso de la gente sea menor en términos reales, por lo tanto, la reactivación de la demanda es neutra o es negativa, y eso se está viendo en que no hay incremento de sueldo, hay desempleo, aunque no lo admitan, pero hay desempleo, se incrementan los niveles de la pobreza y la indigencia, y se incrementan los problemas sociales, eso está indicando de que todavía tenemos consecuencias de los problemas económicos de la gente o los distintos sectores, por eso, en mi opinión, aunque mi deseo seria de que pudiéramos salir, pero como la economía es globalizada, dependemos y estamos dentro de un contexto, no podemos desconocer de que estamos dentro de un universo en el cual estamos intercomunicados, y una vez que se estabilice en un nivel de oferta y demanda determinado, todas las unidades de producción tendrán que acomodarse para luego comenzar a recuperar, y eso comenzará, estimo, a mediados del año que viene, en el cual podríamos comenzar un proceso, salvo que ocurra otro tipo de evento, pero estimo que la salida no está ni a fin de año ni a principios del año que viene, recién a mediados, luego de que se estabilicen todas la variables económicas, podremos entrar en un proceso de recuperación para poder entrar en un proceso de mejoría, pero eso requiere de que se tome y se elabore, que en principio se tendría que haber elaborado, al venir la crisis, un plan de estabilización, para estabilizar todas las variables que se desfasaron, y una vez estabilizadas, podemos entrar en un programa de desarrollo y crecimiento".

Comentá la nota