Secretario de Gobierno fue agredido por desocupados

El secretario de gobierno de la Municipalidad de Caleta Olivia, Carlos Martínez, afirmó sobre las agresiones verbales y empujones que sufrió durante una manifestación de un grupo de desocupados la semana pasada.
El funcionario pidió paciencia a los manifestantes, que de un momento a otro podrán ingresar a trabajar en las obras públicas proyectadas para la ciudad.

De acuerdo a las versiones, el secretario de Gobierno municipal, Carlos Martínez fue consultado por el periodista Nicolás Sabena (La Supermañana), a través de una comunicación telefónica sobre lo ocurrido.

Al respecto, Martínez dijo que "en realidad fueron agravios, insultos verbales, y también un par de empujones", aseguró y relató que al momento del hecho ingresaba a Intendencia para una reunión.

"Ya se les había dicho que desalojen el municipio y permitan liberar las puertas para que la gente entre, y en ese momento me acerco a la puerta y uno de ellos me empujó; cuando yo abro la puerta me pusieron el pie, me golpearon con la puerta, pero gracias a Dios no es nada grave, lo que sí es grave es la situación, y es grave la forma de manifestarse", aseveró Martínez.

De esta manera, el funcionario municipal aseguró que "con este grupo de gente venimos charlando hace mucho tiempo, donde ellos sabían y saben perfectamente que había que esperar hasta que salgan los trabajos que se estaban generando a través de los viajes a Nación, con las obras para Caleta Olivia, a donde ellos en algún momento iban a ingresar", dijo.

Por esto es que Martínez comentó que se les estaba pidiendo paciencia. "Dos días antes también habían cortado la calle del municipio, habían empezado a encender cubiertas, y los vecinos se empezaron a quejar, por el humo que ingresaba a sus viviendas.

La gente que quería hacer trámites o pagar impuestos no podían hacerlo, porque se encontraban en una situación incómoda, y nosotros inclusive, yo personalmente estuve hablando con ellos", explicó el Secretario de Gobierno y se lamentó diciendo que "no han entendido esta situación, no la entienden, y bueno, lamentablemente pasó este tipo de agresiones, y en estas cosas hay que tener mucha paciencia, porque es la única forma de ir solucionando estos problemas".

Tiempo

Martínez dijo que la situación incomoda a todos, "porque tenemos otros grupos que están esperando que salgan los trabajos y vienen en forma pacífica, y se informan; pero porque es una cuestión de tiempo. Esto demorará una semana, diez días, quince, veinte, treinta días, pero en algún momento, ingresan a trabajar y van a tener una continuidad por lo menos temporaria laboral. Es lo que se está buscando, pero de esta forma no, porque van a quedar al margen de esos trabajos, no podemos estar agrediéndonos entre nosotros, creo que hay que seguir charlando y seguir solucionando y colaborando todo para que el trabajo llegue lo antes posible", opinó.

Alrededor de sesenta personas son las que se manifestaron la semana pasada frente al municipio.

Comentá la nota