El secretario de Cristina dice que su casa costó US$ 300.000

El secretario de Cristina dice que su casa costó US$ 300.000
Trató de guardarse. Cuando Cristina Kirchner bajó de su habitación para dirigirse al plenario de La Cumbre ASA, su secretario privado no estaba a su lado. Fabián Gutierrez que, de acuerdo a la información difundida por la agencia OPI Santa Cruz, se está construyendo una residencia de más de un millón de dólares en El Calafate, prefirió quedarse en su habitación y no mostrarse durante el día junto a la comitiva oficial.
Por la tarde, Clarín lo pudo contactar. Confirmó que la residencia era suya, pero aseguró que su valor es mucho menor.

"La estoy construyendo hace dos años y todavía no la termino. Es un sistema de construcción muy barato, basado en paredes de telgopor revestidas en cemento. Creo que el costo final andará entre los 250.000 y 300.000 dólares", explicó. "Ojalá tuviese un millón de dólares. Pero está todo muy claro en la declaración jurada que presento todos los años", agregó.

Gutiérrez contó que, además de sus ingresos como funcionario, se dedica al negocio de la venta de autos. "Pero eso es muy variable. Se vende uno cada tanto", contó, sin querer abundar en el asunto.

El tema fue comentario en la comitiva argentina, que se lamentaba de que los diarios porteños hubiesen levantado una información de OPI Santa Cruz, uno de los medios que más celosamente ha seguido las peripecias del kirchnerismo en Santa Cruz.

Una fuente de la delegación aseguraba que su dueño es "un ex agente de la SIDE, echado por Santibáñez" y que allí "se tira mucho pescado podrido".

Ayer, el secretario de la Presidenta, Gutiérrez, confirmó públicamente que su sueldo es de 15.000 pesos mensuales.

Según la versión periodística, La casa cuesta un millón de dólares, tiene una superficie cubierta de 480 metros cuadrados y está construida en un terreno de 1.000 metros cuadros.

Según los datos que trascendieron, la vivienda tiene en su exterior un sector vidriado, elevado a unos 6 metros del suelo, que corresponde a una pileta de natación climatizada de 10 por 6 metros, abastecida desde la sala de máquinas que se encuentra en un sótano de 12 metros cuadrados. Allí, funcionan los equipos de calefacción, refrigeración y humectación, que -por medio de un sistema de sensores inteligentes- ayudan a mantener un clima estable y controlado en el natatorio.

Entre las características de la casa figuran, además, la grifería de alta calidad y el porcelanato de los pisos y otras comodidades como un gimnasio con baño, ducha y sauna. A esto se suma una amplia sala de juegos, un comedor, un quincho amplio, un estar en desnivel, una cocina, un estudio con toilette y una suite con jacuzzi, entre otras dependencias.

Comentá la nota