El secretario adjunto de FOCRA aseguró que si el Ministerio y el empresariado no dan una respuesta se agravará el conflicto

Hugo de Franchis, secretario general del Sindicato de Ceramistas de Azul, y secretario adjunto de la FOCRA, detalló como continúa el conflicto entre la empresa Loimar y los trabajadores.
El gremialista explicó que todavía la empresa no pudo justificar el motivo de los despidos, y agregó: “nosotros creemos que es porque los trabajadores en determinado momento han decidido tener otra agremiación gremial que los represente”.

Por otro lado sostuvo que la empresa al igual que el Ministerio de Trabajo no desconoce que tanto el gobierno nacional, como los gobiernos provinciales están en total desacuerdo con las suspensiones o despidos de personal en las empresas.

En torno a la presencia el pasado sábado del escribano Marcelo Cifuentes convocado por la empresa para realizar un acta notarial, tras lo cual se habló de la prohibición de parte de algunos trabajadores de impedir el acceso a alguno de sus compañeros, el sindicalista manifestó “con todo el respeto que tiene el escribano sería importante que esto lo hubiese hecho público”.

Los trabajadores están todos consustanciados y no levantarán la medida hasta tanto no se reincorpore a la totalidad de los despedidos. Por el momento FOCRA está tratando de que el Ministerio de Trabajo Provincial y Nacional tomen cartas en el asunto ya que estan en pleno conocimiento de la situación.

Finalmente aseguró que si no hay una salida satisfactoria de parte del empresariado o el Ministerio, el conflicto sin dudas se agravará.

Comentá la nota