La secretaria habló y le apuntó a Espinoza

En la primera jornada del juicio por malversación de fondos en la Municipalidad de Santa Rosa el hecho más relevante fue la declaración de Patricia Noemí Polanco, la secretaria del ex director de Asuntos Vecinales Sergio Espinoza. "El daba las instrucciones para confeccionar las órdenes de pago", dijo y descargó toda la responsabilidad en el ex funcionario.
El juicio comenzó en la sala de audiencias Nº 5 del nuevo Centro Judicial de Santa Rosa, a cargo de la Cámara del Crimen Nº 1 integrada por Arturo Fresco, Hugo Díaz y Abel Depetris.

Los acusados son el ex director de Asuntos Vecinales, Sergio Espinoza (ocupó ese cargo entre 1994 y 2001), por malversación de caudales públicos; su secretaria Patricia Polanco, el chofer Daniel Félix Pérez y el habilitado de la Secretaría de Acción Social, Fabián Marro, estos tres últimos como partícipes necesarios.

La maniobra consistió en comprar bienes en comercios, imputarlos a la Dirección de Asuntos Vecinales, indicar que estaban destinados a las Comisiones Vecinales y desviarlos para uso personal.

Las compras se hacían por montos menores a $ 250 para imputarlos como compra directa. El total de los bienes desviados que surgió de una auditoría durante los años 1999 y 2001 fue de 25.647 pesos-dólares.

En la lectura de la instrucción del juicio se enumeraron más de una treintena de Comisiones Vecinales que no recibieron bienes y también una veintena de comercios en los que se realizaron las compras. En el primero de los casos negaron haber recibido el material que indicaban las órdenes de entrega y en otros casos (los comerciantes) detallaron cómo era la entrega de ese material o el retiro.

En la acusación se indica que Espinoza realizó la maniobra, con la complicidad de Polanco (confeccionaba las órdenes de pago) y de Marro (autorizaba el pago) y que Pérez retiraba el material.

Cuado a Espinoza -quien tiene defensor público, Martín García Ongaro- le preguntaron su ocupación dijo "administrativo". Los jueces, con cierto asombro, le preguntaron si seguía siendo empleado municipal: "empleado municipal", fue la aclaración. Ingresó al cargo en el año 1994 de la mano del ex secretario de Gobierno, Marcelo Díaz.

Descontrol y corrupción

La declaración de Polanco (defendida por el abogado Carlos Amado), además de los aportes a la causa judicial revela la situación del empleo estatal en los años ’90.

Polanco dijo que primero era secretaria de Elsa Lluch en la Secretaría de Gobierno. "Un año estuve. Después tres meses con (Marcelo) Díaz y ya me fui a Asuntos Vecinales. En el 2001 me echaron, no me renovaron el contrato", dijo.

Explicó que fue "PIT (Programa Intensivo de Trabajo), Plan de Empleo Comunitario y Plan Trabajar", en su situación laboral.

Detalló que ella llenaba las órdenes de compra con un talonario: "Ponía el proveedor, el material y después se indicaba a dónde estaba destinado. Después lo llevaba a Habilitación. Las veían otras cuatro personas".

Polanco (que hacía otras tareas administrativas) dijo que una cosa siempre le llamó la atención: "Había muy pocas notas de pedidos de las Comisiones Vecinales. Yo pongo las notas en un bibliorato. Y salían muchas órdenes de provisión. Eso fue durante los 8 años que estuve". La causa judicial sólo abarca 2 años.

Además dijo que le llamaba la atención lo que ocurría con los regalos por las fiestas o cumpleaños. "Ibamos a Marinelli y sacábamos un regalo si era el cumpleaños de alguien de la oficina. No sé cómo se pagaba. Yo retiré y no pagué nunca".

Cuando la fiscal Susana Alvarez le preguntó quién le daba las instrucciones para confeccionar las órdenes de compra: "El señor Espinoza", respondió.

En la instrucción Sergio Espinoza acusó a su secretaria de haber fraguado una decena de facturas. Pero la pericia caligráfica demostró que correspondían al mismo puño escritor de firmas reconocidas por el ex funcionario.

También en la causa se comprobó que el chofer Daniel Pérez retiró material que no fue entregado a las Comisiones Vecinales, y en el caso de Marro (defendido por Paula Arrigone) recepcionó material en su domicilio de calle Unanue.

Comentá la nota