Secheep sigue cambiando lámparas de bajo consumo por incandescentes

La coordinadora de Programa Especiales de Secheep, Graciela Cedro, confirmó que llegaron 225 mil lámparas de bajo consumo y larga duración a las que se sumarán 55 mil para completar la partida. El año pasado, Chaco ya había recibido otras 100 mil para cambiar lámparas incandescentes por las de bajo consumo.
El objetivo es llegar con 2 lámparas de bajo consumo a los usuarios residenciales de Secheep. Alrededor de 250 mil son los usuarios, por lo que se tendrían que recibir 500 mil lámparas para completar esta primera etapa de ese programa. “Tratamos de hacerlo con una modalidad más participativa”, señaló.

La tarea comenzó en el interior y se continúa con la entrega domiciliaria. “Van empleados de Secheep y de los municipios, casa por casa, y se procede al cambio de unas dos lámparas por otras: incandescentes por las de bajo consumo”, apuntó. A su vez se trabajó en Resistencia, pero con otra modalidad.

Acá se optó por varias modalidades y una de ellas fue trabajar con las escuelas. “Durante una semana estuvimos en una escuela y trabajamos para hacer el recambio a la barriada de su entorno. En tanto se mantiene el box en la oficina comercial de Secheep, de Illia y Sáenz Peña”, señaló.

Para el recambio de lámparas en Resistencia, los usuarios de la empresa deben concurrir con dos lámparas incandescentes para recibir dos de bajo consumo. Para ello deben presentar la boleta donde Secheep factura el cobro de consumo de energía eléctrica.

“El cambio de lámparas domiciliarias es una acción dentro del programa de uso racional y eficiente de la energía. Otra es el alumbrado público que se va a implementar en los próximos meses. A eso se va a sumar el cambio de lámparas en los edificios públicos, que también hacen al uso racional”, consignó.

También dijo que “todos debemos tomar conciencia de que debemos ser solidarios en el uso y que hay etapas del año en que el consumo aumenta. Energía que derrochamos, no puede usar otra persona, y en los momentos pico de consumo eso tiene consecuencia”.

En caso de organismos del Estado se comenzó a trabajar en el mes de diciembre y se va a continuar: lo primero son las recomendaciones, después de toma de conciencia y posteriormente del seguimiento de las acciones con el control de los consumos. Y en el caso del alumbrado público, no se implementó a nivel país, según indicó la funcionaria.

Desde el lunes se van hacer visitas domiciliarias para avisar a los vecinos que se va a proceder al cambio de las lámparas de bajo consumo y larga duración por las incandescentes. El primero por visitar será el barrio Güiraldes, donde los vecinos deberán entregar dos lámparas incandescentes y exhibir la factura de pago del servicio eléctrico.

Comentá la nota