Secco se metió en Berisso e hizo detonar la interna en el peronismo

Secco se metió en Berisso e hizo detonar la interna en el peronismo

El ensenadense dijo públicamente que Fabián Cagliardi “es el que garantiza” recuperar la intendencia. Revuelo

“Yo no tengo problemas en decirlo, estoy militando para Fabián (Cagliardi) porque es el que garantiza poder recuperar la intendencia de Berisso”. Con esta frase dicha públicamente, el kirchnerista intendente de Ensenada, Mario Secco, sopló sobre las brasas de la interna del PJ berissense, un fuego que nunca se apaga y que ahora amenaza con propagarse.

A la “bomba” que tiró Secco a favor del empresario y concejal berissense, uno de los cuatro dirigentes del peronismo local que ha declarado su intención de pelear por la intendencia, Juan Mincarelli, le respondió con apariciones públicas junto a otros jefes comunales de “peso” de la Tercera Sección. En tanto desde otros espacios llueven por estas horas duras críticas al jefe comunal ensenadense por haberse “metido”, dicen, “donde nadie lo llamó”.

Más allá de lo que pasa en Berisso, la influencia de algunos intendentes en las internas de los distritos vecinos parece ser una característica del tiempo preelectoral y la movida genera fuertes tironeos.

En el caso de Berisso y consultado por este diario, Secco justificó su apoyo a Cagliardi en la necesidad de “recuperar la intendencia de un distrito de la Región, como también lo es La Plata”.

El ensenadense señaló que “soy uno de los cuatro dirigentes nacionales que recorre el país llevando el mensaje de Cristina para conformar un gran frente que derrote a Cambiemos, de manera que no tengo que pedir permiso para ir a Berisso”.

En esa línea Secco no dudó en “bendecir” a Cagliardi al afirmar que “es el mejor candidato, la gente lo quiere y tiene mucho potencial. Contra los demás no tengo nada pero ya se les pasó la hora”.

Al referirse a “los demás” Secco apuntó al ex candidato a intendente Juan Ignacio Mincarelli (perdió la elección general de 2015 contra el radical en Cambiemos Jorge Nedela); al concejal Alejandro Paulenko que responde al presidente del PJ local, el sindicalista petrolero Ramón Garaza y a la ex funcionaria de la anterior administración municipal, Adriana González.

La postura de Secco accionó inmediatamente mecanismos de respuesta desde los tres sectores. El más explícito fue Mincarelli a quien en los corrillos se asegura que Secco no le perdona haber pertenecido al espacio de Florencio Randazzo, a quien considera “un traidor”.

Mincarelli se mostró enseguida públicamente con intendentes del Conurbano bonaerense como Martín Insaurralde y Julio Pereyra. Durante un acto que encabezó el viernes último, el precandidato evitó entrar en polémica y se limitó a comunicar su propuesta “por un Berisso más limpio, seguro y ordenado”, dijo.

Desde el espacio de González algunos de sus cuadros no ocultaron su disgusto por lo que consideran “una intromisión innecesaria que conspira contra la idea de unidad”.

En la misma línea se expresaron en el espacio político y gremial que respalda la precandidatura de Alejandro Paulekno, el Supeh que conduce Ramón Garaza que además preside el PJ berissense.

Allegados a la conducción de ese espacio señalaron que “Ramón vuela de la calentura” y que considera que lo de Secco es “una deslealtad que pone en riesgo la unidad que tanto ha costado conseguir”.

Pero los cortocircuitos que parece haber iniciado Secco tras meter mano en el tablero del peronismo de su vecino Berisso no se agotan ahí.En vísperas de un nuevo aniversario del Golpe, los sectores de Cagliardi y Garaza encontraron más letra para enfrentarse.

Ocurrió cuando desde la dirigencia del PJ que encabeza Garaza se convocó a un acto por el 24 de marzo en el que se anunció la presencia del intendente Jorge Nedela “acompañando” al titular del partido, es decir a Garaza.

Desde el espacio de Cagliardi salieron a pegarle, aunque sin nombrarlo, con dureza a Garaza por la convocatoria al intendente.

Coment� la nota