Una ley seca provincial para después de las 5

A tono con el proyecto de ordenanza municipal que se impulsa en la ciudad de Córdoba, los legisladores provinciales ya piensan en una ley que prohíba la venta de alcohol al público a partir de la 5 y hasta las 10 en locales de esparcimiento de todo el territorio provincial.
Se busca evitar que, producto de las autonomías municipales, haya diferentes normativas en ciudades aledañas. Es que hoy, en cada localidad, las normas que rigen la diversión nocturna, los horarios de boliches y el modo de controlar el consumo de alcohol se instalan periódicamente en el debate. Y las ordenanzas que se dictan no son homogéneas.

Por ejemplo, si en la ciudad de Córdoba se prohíbe vender alcohol de 5 a 10, otras localidades cercanas pueden no hacerlo y la diversión capitalina se trasladaría a esos lugares. Lo mismo ocurre en otras localidades del interior.

Ya existen iniciativas dispersas en la provincia. Por ejemplo, el viernes 3 de setiembre, en Río Cuarto, se reunieron los intendentes de las tres principales ciudades cordobesas: Daniel Giacomino (Córdoba), Juan Jure (Río Cuarto) y Eduardo Accastello (Villa María). Entre los temas abordados, sus equipos técnicos discutieron la posibilidad de buscar una salida común al control sobre la vida nocturna.

En este marco, en la Unicameral se barajan opciones. Una de ellas de la mano de la Unión Cívica Radical (UCR) y la otra de Unión Por Córdoba (UPC).

La UCR. Ayer, los concejales radicales, impulsores de las nuevas ordenanzas de Bares y de Espectáculos Públicos, solicitaron a sus legisladores del centenario partido la promoción de una ley acorde a la futura normativa municipal que prohíba el consumo y el expendio de alcohol entre las 5 y las 10 en todo el territorio provincial.

La prohibición abarcaría los locales incluidos en esas dos ordenanzas, es decir, bares, boliches, lugares de peñas, restaurantes con espectáculos, entre otros. En tanto, en supermercados y almacenes la prohibición rige, por otra ordenanza vigente, desde las 24 hasta las 9.

Además, hoy las estaciones de servicio no pueden vender bebidas alcohólicas en ningún horario.

Así, los concejales Marcelo Cossar, Olga Rista, Guillermo Farías y Carla Abugauch se reunieron ayer con los legisladores provinciales de la UCR Ana Dressino, Hipólito Faustinelli, Miguel Nicolás y Alfredo Cugat.

"En la ciudad de Córdoba, ya hay un consenso absoluto de prohibir el expendio a partir de las 5", manifestó Cossar. Según Faustinelli, la semana que viene el bloque radical presentaría un proyecto de ley que modifique el Código de Faltas para que, en toda la provincia, se considere una contravención la venta de alcohol en bares y lugares donde se realizan espectáculos públicos.

La UPC. Paralelamente, el legislador de la UPC Emilio Graglia presentará como presidente de la Comisión de Prevención de las Adicciones, Deporte y Recreación varios proyectos de ley que apuntan a disminuir el consumo de alcohol.

Uno de ellos crea el registro de expendedores de alcohol y divide a éstos en categorías. Así, según cada categoría, se fijan horarios en los que esté prohibida la venta de alcohol. Además, el segundo proyecto buscará que la Unicameral sancione una ley que fije horarios de cierre de los bares y boliches. Esta ley no sería obligatoria en el territorio provincial porque, según Graglia, invadiría las autonomías municipales. Sin embargo, la intención es que todos los municipios adhieran a ella.

"Yo creo que todo lo que se pueda hacer para limitar el consumo de alcohol en los jóvenes es bueno. Aunque no basta. Se deben involucrar a todos los sectores", dijo el legislador oficialista Norberto Podverisch. Una visión similar mantuvo Raúl Jiménez, legislador juecista.

Los proyectos de la UPC se consensúan con Sebastián García Díaz, secretario de Prevención de la Drogadicción y Lucha contra el narcotráfico, quien promueve medidas extremas: por ejemplo, que los mozos controlen con alcoholímetros a los clientes para detectar si éstos pueden seguir consumiendo alcohol.

Comentá la nota