Sebastián Tangorra: "Bruera está prostituyendo al Estado municipal"

"(Pablo) Bruera está prostituyendo al Estado municipal". Así se refirió el concejal platense, Sebastián Tangorra, sobre la aprobación de la polémica Ordenanza que le permitirá al Poder Ejecutivo privatizar el cobro de Tasas de Publicidad y Propaganda y eliminar un organismo esencial para el cuidado del espacio público.
"Es un paso más de Bruera hacia el loteo de la ciudad desde la propia gestión. La ofrece diariamente al mejor postor. Está prostituyendo al Estado municipal, dándole un rol de facilitador y entregador del patrimonio público a los inversionistas y especuladores privados. No le interesa el concepto original de La Plata, ni tiene el mínimo respeto por lo público" afirmó el concejal del FpV-PJ.

Y agregó que "con la eliminación de la Unidad de Control y Seguimiento de la Publicidad y la Comunicación se da por tierra con una herramienta única y original que tenía La ciudad de La Plata. Es un organismo que desde hace ocho años realizaba una tarea valiosísima para la ciudad: eliminó la contaminación visual, ordenó y reguló el uso del espacio público".

El edil alakista consideró que "esta Unidad que acaba de suprimir, tenía una alta capacitación en su personal y fue una de las acciones que le valieron a la ciudad el reconocimiento de varios municipios del país en el año 2000, y no sólo se encargaba de cobrar la tasa de publicidad, sino de determinar qué tipo de publicidad y qué impacto y relación con el entorno patrimonial y social tendría, para autorizar o no su colocación".

Además sostuvo que "es el Estado Municipal el que debe fiscalizar y auditar esta actividad, ahora será el colmo: un privado ‘controlará’ a otro privado".

"Hoy podemos observar que la ciudad ha retrocedido muchísimo en el respecto y cuidado de lo público. Nadie controla la publicidad en carteles y afiches -lo del circo Rodas es un claro ejemplo- y hasta funcionarios municipales que deberían garantizar el buen funcionamiento ensucian y agreden edificios públicos y privados con pintadas partidarias" argumentó Tangorra.

"No solamente se trata de privatizar y desprenderse de una acción que el Estado municipal tiene la obligación y el deber de hacer, sino es el ejemplo claro de que el intendente Bruera tiene un concepto de ciudad al servicio de los intereses económicos" concluyó el concejal.

A su vez vaticinó que "esta acción se emparenta con la intención de Bruera de modificar el código Urbanístico en La Plata. Me da pena y mucho dolor la entrega que se está haciendo del capital público en nuestra ciudad" y se mostró sorprendido por la decisión en momentos donde se está poniendo la lupa y revisando la mayoría de los contratos con empresas privadas en el ámbito nacional.

"En La Plata estamos en retroceso y vamos en contra de lo que se está haciendo para recuperar el rol del Estado" y remató "Es el peor regalo que le podíamos hacer a la ciudad en vísperas de un nuevo aniversario".

Comentá la nota