Scola volvió a darse un gusto grande en el show de la NBA.

Scola volvió a darse un gusto grande en el show de la NBA.
El jugador de Houston participó por segundo año seguido en el Fin de Semana de las Estrellas.
Luis Scola se sigue dando gustos en la NBA. El viernes por la noche continuó escribiendo su historia en la mejor liga del mundo. Es que, por segundo año consecutivo, participó en el Fin de Semana de las Estrellas, en el partido que enfrenta a los novatos con los jugadores de segundo año. Y a pesar de que su actuación no fue estelar, pudo cumplir nuevamente el sueño de compartir un fin de semana con las máximas figuras de la liga, reunidas en Phoenix.

El porteño fue uno de los cuatro jugadores de su equipo que había participado el año pasado representando a los novatos (junto a Kevin Durant, Jeff Green y Al Horford). En esta oportunidad, Scola no fue titular pero estuvo 18 minutos en cancha, dos más que en el juego disputado en Nueva Orleans. Su producción incluyó la conversión de 6 puntos (3-6 en dobles) y tomó igual cantidad de rebotes. Además, robó la pelota en dos ocasiones.

Los novatos cerraron la primera mitad (se jugaron dos tiempos de 20 minutos cada uno) con una ventaja de tres puntos (61-58) y soñaban con cortar la racha de seis derrotas consecutivas ante su rival. Pero los sophomores, gracias a la ayuda de Kevin Durant, pudieron recuperarse y dar vuelta el encuentro, para imponerse por 122-116.

El final fue mucho más peleado que años anteriores, cuando los últimos minutos del juego se transformaban en casi una demostración de volcadas, con poca defensa.

"Lo importante es llegar al partido y disfrutar al máximo de un acontecimiento que es muy especial durante el descanso de la competición de liga", afirmó un entusiasmado Scola antes de comenzar el juego. "Trataré de pasarla bien y ayudar al show", agregó.

Esta edición tuvo dos particularidades. La primera estuvo en los bancos de suplentes: dos All Star fueron ayudantes de los técnicos. Dwayne Wade, escolta de Miami, y Dwight Howard, pivot de Orlando, aceptaron el desafío y se calzaron el traje de entrenadores de los novatos y jugadores de segundo año, respectivamente.

Otra curiosidad fueron las camisetas. Por primera vez en la historia, el público pudo realizar sus diseños y enviarlos. Las que finalmente se utilizaron fueron creadas por un chico de sólo 18 años.

Por otra parte, representando a los novatos jugaron los españoles Marc Gasol y Rudy Fernández, marcando así la primera vez que dos extranjeros de un mismo país coinciden en el partido. Ayer por la noche, Fernández participaba del campeonato de volcadas, junto a J.R. Smith, Nate Robinson y el campeón defensor, Dwight Howard. También se realizaba el tradicional torneo de triples.

Luego de disfrutar una vez más el estar presente en un All Star, Luis Scola deberá volver a Houston para afrontar la parte final de la temporada regular. "Tendremos que trabajar duro", declaró el argentino, que está promediando 12.4 puntos y 8.1 rebotes, en casi 29 minutos de juego. Su equipo, acosado por las lesiones, deberá superar su irregularidad para llegar a los playoffs con chances. Pero esa será otra historia. Por ahora, Scola sigue cumpliendo sueños y disfruta.

Comentá la nota