Scola: hoy, el mejor.

La gran campaña de Houston coincide con el brillante momento del pivote, que creció en sus registros; es de los máximos reboteros del torneo y, por ahora, el único argentino destacado; "de a poquito voy consiguiendo lo que me merezco", dijo.
Nelson Luis, director de prensa de los Rockets, estaba al borde de la cancha con el celular abierto y el llamado de LA NACION en espera, listo para pasárselo a Luis Scola. Sólo faltaba que el pivote cumpliera con el ritual de embocar 10 tiros libres para dar por finalizado el entrenamiento matutino y comenzar la charla. "Sí, pero que llame en diez o quince minutos", apuntó Scola, mientras el asistente retransmitía la sugerencia riéndose, entendiendo la humorada del porteño.

Por suerte, hubo alta eficacia en los lanzamientos del mejor jugador argentino del momento en la NBA y la conversación empezó con un tono distendido y las ganas de Scola de explicar las razones de la brillante temporada suya y también de Houston, ubicado tercero en el Oeste y con enormes posibilidades de conseguir una excelente posición para los playoffs.

"Una de las grandes virtudes del plantel es que pese a las ausencias por lesiones (Tracy McGrady) o enfermedades (Yao Ming no actuó el lunes pasado en el valioso éxito ante New Orleans por estar engripado), el buen rendimiento no decae. Todos estamos al pie del cañón y trabajando muy duro esperando el momento. Aunque algunos no tengan protagonismo, saben que les tocará jugar y están listos. Como Dikembe Mutombo, que es un gran ejemplo en eso. La ambición del equipo no descansa, quizá eso sea lo mas importante".

- ¿Están conformes con la campaña, entonces?

-No me gusta hacer un balance antes de que termine la temporada. Puede pasar de todo. En el Oeste la competencia es tremenda. Si perdemos dos partidos podemos caer al 7mo u 8vo puesto. Nos quedan 13 partidos y no podemos aflojar. Queremos terminar lo más arriba posible, pero será muy difícil.

- ¿En qué aspecto deben mejorar?

-Y, hay algunas cosas? Creo que tenemos que cerrar mejor los partidos que vamos ganando por varios puntos en el último cuarto. Muchas veces dejamos recuperar al rival (pasó con Detroit, Denver, Charlotte, Phoenix, Portland y Dallas) y terminamos sufriendo. Tenemos que saber manejar las diferencias, jugar con esas cosas.

- ¿El objetivo es el título?

- Seguro, es el objetivo de todos, pero antes hay que clasificarse para los playoffs, después conseguir una buena ubicación, ganar la primera serie y seguir escalando.

Luis pegó un enorme salto de calidad y reconocimiento dentro de la franquicia durante esta temporada. Mejoró casi todas sus estadísticas, fue titular en los 69 partidos, suma 27 doble-doble y se insertó entre los mejores reboteros de la NBA pese a contar con menos estatura que la mayoría y jugar algunos minutos menos que casi todos. Un mérito fantástico para un hombre que no se destaca por su saltabilidad, pero que lo suple con oficio, actitud, concentración, técnica y ubicuidad.

Los elogios de sus compañeros empezaron a surgir y ocuparon un extenso texto publicado en la página de Internet de los Rockets y, además, ya empiezan a verse en el estadio a los hinchas vestidos con la N° 4. "Bueno, nos son muchas todavía, pero sí más que el año pasado. Supongo que seguirá subiendo (risas). ¡Y eso que no soy un jugador espectacular!".

- Tenés 27 doble-dobles en la temporada, 18 de ellos conseguidos en 2009, ¿Qué importancia le das a esa figura estadística?

-Es importante porque significa que ayudé al equipo en dos rubros muy destacados. Las estadísticas no mienten, son una realidad; pero no es algo en lo que me fije o salga a la cancha pensando en lograrlo. Muchas veces hago un doble-doble y me voy disconforme del partido y en otra no lo consigo y quedo satisfecho con mi rendimiento. Es un parámetro, sólo eso.

- Nunca tu principal virtud fue tomar rebotes, sin embargo en esta temporada soprendiste con cifras que sólo consiguen los pivotes más importantes, que son más altos y juegan más minutos que vos. ¿Cuál es la razón de esa mejoría?

-No sé, no lo analicé. Supongo que es porque en la NBA juego más minutos que en España o la selección. También en la NBA hay mayor cantidad de tiros y oportunidades para tomar rebotes.

- Sos el 4 to goleador Houston pese a que no hay jugadas programadas para que vos definas...

-Hay un par de acciones para el 4 (ala-pivote), pero creo que este año tengo más libertad y participación ofensiva. Además, siempre supe aprovechar los sistemas diagramados para mis compañeros, buscando el lugar que queda libre para recibir y tirar.

- Muchas veces proponés un pick and roll y no recibís el balón cuando girás y te vas solo hacia adentro; esto no te sucedía en Tau Cerámica ni en la selección...

-No es fácil conseguir la conexión que tengo con Pablo (Pirgioni, base de Tau y el seleccionado), pero supongo que se trata de un proceso y que tengo que seguir ganándome la confianza para que me la pasen. No me siento minimizado porque no me devuelvan el balón. Ya sucederá.

- Sos el único de los Rockets que jugó los 69 partidos, fuiste siempre titular, promediás 33 minutos por partido y siempre recortás tus vacaciones porque no querés faltar a la selección. ¿Cómo hacés?

-Y, tengo altibajos. Hay veces que me siento muy cansado. Esta temporada me costó mucho encontrar la mejor forma. Es una cuestión de experiencia, es mi segundo año en la NBA y es muy diferente a Europa. Tengo que aprender a manejar las fechas para coordinar entrenamientos y vacaciones. Después de los Juegos Olímpicos me relajé demasiado y eso me afectó en el arranque.

-¿Sentís que te ganaste el respeto muy rápido?

-A veces sí, a veces no. Pero sé que de a poquito voy consiguiendo lo que me merezco.

Scola no sólo sigue cosechando la simpatía de compañeros y fanáticos; ahora abrió un canal directo con Buenos Aires porque sus padres y sus tres abuelos se turnan para visitarlo y ser los hinchas N° 1 en el Toyota Center. "Es algo hermoso que mi familia me vea jugar, y estar con ellos me llena de alegría."

en minutos

* Cuatro compañeros de Scola juegan más tiempo que él en Houston; sin embargo, es el 2° rebotero del equipo y el 4° goleador.

14º

en dobles-dobles

* La referencia es para jugadores que obtienen cifras de dos dígitos en dos rubros estadísticos; Scola lo logró en 27 ocasiones.

13º

en porcentaje de cancha

* Este año, fue gran salto del pivote porteño, que acierta el 53,3 % de sus lanzamientos; la lista la encabeza Shaquille O´Neal (61%).

Comentá la nota