Sciurano cuestionó la eliminación de los fondos para abordar la emergencia urbano ambiental

Lamentó la decisión de la Legislatura de eliminar el Fondo de Fomento de la ley 766. Dijo que "ante la ausencia de políticas provinciales, son los municipios quienes están llevando a cabo las acciones para dar respuesta a la demanda habitacional", y advirtió que "los recursos que se dejarán de percibir representan un golpe muy duro a los proyectos que están en marcha y que significaban una respuesta concreta para más de 3000 familias".
El intendente de Ushuaia, Federico Sciurano, lamentó la decisión del Parlamento fueguino de eliminar el Fondo de Fomento de la ley 766, toda vez que se trata de una medida que constituye "un fuerte golpe al corazón de nuestro problema social más importante".

El jefe comunal observó que "ante la ausencia de políticas provinciales en la materia, son los municipios quienes están llevando a cabo las acciones para dar respuesta a la demanda habitacional" que se registra en Ushuaia.

En la última sesión de la Legislatura Provincia se decidió prorrogar hasta el 31 de diciembre de 2011 la emergencia urbano ambiental en la provincia, pero eliminando de la norma el Fondo Social Especial que contemplaba, con lo cual "no habrá recursos para poner en marcha proyectos que impliquen soluciones habitacionales".

El Mandatario de Ushuaia expresó que la problemática habitacional es un tema "conocido por todos", agregando que "existe una fuerte demanda de la población y se deben buscar los mecanismos para darle respuesta; y en eso hemos estado trabajando y se estaban viendo los frutos de esa labor".

En ese sentido dijo que "tenemos en marcha distintos proyectos", porque "debemos solucionar el tema de los asentamientos irregulares y también dar una respuesta a aquellas familias que desde hace años esperan pacientemente acceder a un predio para construir su vivienda".

Manifestó que si bien "le corresponde al Gobierno Provincial" llevar a cabo las políticas habitacionales, ante "la falta de respuesta desde la provincia la presión de la gente recae sobre los municipios, que ponemos todo lo que tenemos para afrontarla".

Sciurano destacó que "para hacer frente a esa creciente demanda, pusimos en marcha un ambicioso plan de trabajo que comprende el desarrollo de urbanizaciones en distintos sectores de la ciudad. Ese plan, una vez concluido, brindará una solución concreta a más de 3000 familias".

Observó, no obstante, que el municipio deberá replantear todo su accionar "pues son muchas las trabas que nos están poniendo", señalando que con la modificación que se le hizo a le ley 766 "se nos priva de un recurso que era vital en un contexto de crisis, donde no se reciben los recursos que nos corresponden en tiempo y forma y tampoco se nos paga lo adeudado".

"Por eso digo que la decisión de la Legislatura es un fuerte golpe al corazón de nuestro problema social más importante", argumentó, para asegurar no obstante que "la Municipalidad va a hacer las obras de apertura de calles y la planificación, además de aportar la tierra. Pero los servicios los tendrá que poner el gobierno, pues es su responsabilidad".

Comentá la nota