El sciolismo critica a De Narváez y Solá

El vicepresidente del Bapro, Gustavo Marangoni, aseguró que la sociedad entre De Narváez y Solá "es de neto corte electoralista" porque "hasta aquí sólo han discutido cargos. Preocupados por ver quién iba primero y quién segundo en la lista" de candidatos a diputados nacionales por la Provincia "dejaron las propuestas en tercer lugar".

Maragoni afirmó ayer que "la alianza entre Francisco I y Felipe II es de neto corte electoralista y tiene fecha de vencimiento porque sólo se constituyó para las próximas elecciones", en relación a que Francisco De Narváez encabece la lista de Unión-PRO en la provincia de Buenos Aires y Felipe Solá lo secunde.

Marangoni, uno de los principales dirigentes sciolistas, analizó que "han evitado hacerlo porque no pueden salvar las diferencias profundas en muchos temas, entre ellos, en materia de seguridad".

"De Narváez fue el principal crítico de Solá y del entonces ministro (León) Arslanián. Ahora se presentan juntos. ¿Qué van a hacer al respecto? Con marketing de campaña no se tapan hoy las distancias de ayer. Hay coaliciones donde sólo se unen para la foto y ésta es una de ellas", disparó.

"Si nos atenemos a la lógica de De Narváez, esta dupla es de "bomberos piromaníacos" porque se juntan los que avivaron el fuego de la inseguridad y quienes, supuestamente, se proponen apagarlo".

En ese sentido, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, coincidió con el vicepresidente del Bapro en que que "si hay alguien que criticó" a Felipe Solá, cuando era gobernador, "fue (Francisco) De Narváez", pese a que ambos actualmente conforman una lista opositora en la Provincia.

Scioli también advirtió que "no se sale a flote con acuerdos tentadores", en referencia al frente conformado por De Narváez-Solá, confirmado la semana pasada, para enfrentar la probable candidatura del ex presidente Néstor Kirchner.

Scioli dijo confiar en que "el pueblo de la Provincia nos va a dar (al oficialismo) las herramientas, que en este caso son las bancas de los legisladores, para seguir adelante con estos cambios que estamos impulsando".

El gobernador aseguró estar "absolutamente" metido en las elecciones legislativas, adelantadas para el 28 de junio próximo, al señalar: "¿Cómo no voy a defender mi trabajo?".

"Le digo a toda la provincia de Buenos Aires que necesito el respaldo (en las elecciones) para poder articular con el Gobierno nacional y los municipios un trabajo integrado", reclamó el mandatario bonaerense.

A las críticas del gobernador y el vicepresidente del Bapro, se sumó el Secretario General de la gobernación, y pósible futuro candidato a diputado nacional por la Provincia del Frente para la Victoria, José Scioli, quien le reprochó al empresario que "subestime la capacidad de los intendentes provinciales". El hermano del gobernador se refirió a la declaración de De Narváez en relación a que "Kirchner usa a los intendentes del conurbnano".

Comentá la nota