Scioli volvió a pedir tope en boliches porteños

Espero que la Ciudad de Buenos Aires adhiera porque sería muy malo que después de las 5.30 crucen la General Paz y lo que no pase acá pase allá", expresó ayer el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, en alusión a la iniciativa oficial que ya obtuvo media sanción, que establece como horario de cierre de boliches las 5.30.
Scioli hizo estas declaraciones a Radio Provincia en la localidad de Luján, donde concurrió a inaugurar un hipermercado. Remarcó que "a la salud y la vida de los chicos hay que cuidarla de forma integral. De modo que, más allá de de quién fue la iniciativa, cuando las cosas son buenas hay que apoyarlas".

"Es importante la Ciudad de Buenos Aires, porque después quién se hace cargo cuándo pasen las cosas", agregó, en alusión a los hechos de violencia y accidentes que suelen producirse por tomar alcohol en forma excesiva. Según informó Clarín ayer, las estadísticas indican que dos jóvenes por día mueren en accidentes de tránsito producto de la ingesta de alcohol. Y la mayoría de los accidentes tiene lugar los domingos a la madrugada.

Scioli explicó que "había que generar las condiciones para dar un nuevo marco para apelar también a la responsabilidad de empresarios y al consumo responsable por parte de los chicos. Esto va a ayudar. Y aunque nada por sí solo va a solucionar el problema, son pasos que vamos dando".

La medida aprobada ayer en Diputados prevé el cierre de los boliches a las 5.30, salvo excepciones que podrán ser habilitadas por cada municipio, hasta las 6.30, durante la temporada de verano o en fiestas regionales. El horario tope de ingreso, además, fue fijado a las 2.

Comentá la nota