Scioli volvió a Lobería, pero esta vez no hubo escraches

Scioli volvió a Lobería, pero esta vez no hubo escraches
El gobernador bonaerense llegó con la promesa de otorgar un préstamo de 700 mil pesos a una planta de girasol en crisis. "Como soy católico, decidí perdonar", dijo.
El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, viajó hoy a la ciudad de Lobería para reunirse con empresarios y trabajadores de la Compañía Oleaginosa del Sur -COESUR-, fábrica que atraviesa una difícil situación financiera, aunque esta vez no hubo agresiones como las ocurridas la semana pasada en la misma ciudad contra el mandatario.

Para superar la contingencia económica de COESUR, Scioli se comprometió gestionar una devolución del IVA adeudado por un monto de 500 mil pesos y a otorgarle un préstamo por 700 mil pesos que le permita superar la difícil situación por la que transita la oleaginosa.

Scioli, en breves declaraciones con la prensa local dio por superados los incidentes de la pasada semana protagonizados por un grupo de productores rurales que le arrojaron huevos y otros proyectiles. "Han pedido disculpas, ahora hay que mirar para adelante", dijo el gobernador quien agregó "como soy católico y decidí perdonar".

Su presencia pasó casi desapercibida para los habitantes de esa ciudad, donde solo un pequeño grupo de adherentes, alambrado por medio, pudo mantener un corto diálogo con el gobernador, incluidas fotos. Tampoco hubo un exagerado despliegue policial para su custodia: según fuentes locales, los efectivos destacados para esta tarea no superaron los 40.

Consultas realizadas a medios de prensa locales indicaron que tanto la Federación Agraria local como la Sociedad Rural de Lobería habían emitido un comunicado pidiendo a sus afiliados abstenerse de realizar cualquier movilización.

Comentá la nota