Scioli volvió al interior y recibió planteos del agro.

Le pidieron en Saladillo que defendiera los intereses del sector.
SALADILLO.- Tras el giro aperturista que le imprimió a su gestión luego de la derrota electoral, el gobernador bonaerense Daniel Scioli retornó ayer al interior provincial, donde recibió reclamos del campo para defender la postura del sector ante el gobierno nacional.

Scioli viajó a Saladillo, a 180 kilómetros de la Capital, para asistir a su 146° aniversario y participar de la inauguración y ampliación de cuatro industrias y de la apertura de una filial de la Unión Industrial de la provincia de Buenos Aires (Uipba).

En comparación con la seguridad desplegada durante la campaña electoral, Scioli fue custodiado ayer por un discreto operativo. No recibió hostilidades de parte de la población y se animó a alterar el protocolo e improvisar una visita a una radio local.

Para rechazar su presencia en Saladillo, ayer los productores no concurrieron a ninguna de las actividades que Scioli desplegó en el distrito. "Nos da rabia y tristeza que venga ahora el gobernador, porque no estuvo cuando tenía que estar. Es un cobarde", planteó el dirigente de autoconvocados, José Bustingorri. "Ya no tiene sentido intentar verlo o plantearle los reclamos porque nunca dio una solución", concluyó.

En su discurso en la Cámara de Comercio, Industria y Producción local, el intendente radical Carlos Gorosito le pidió a Scioli, con un tono enfático que arrancó el aplauso cerrado del centenar de personas que colmaban el salón, que defendiera los intereses del campo.

"Saladillo es un distrito agrícola-ganadero y, con todo respeto, vamos a pedirle que exprese con firmeza en ámbitos nacionales una defensa del sector agrícola ganadero", dijo, alzando la voz. Y acotó: "Sé que el gobernador comprenderá este mensaje del interior profundo de la provincia de Buenos Aires".

Scioli tragó saliva. Cuando le tocó hablar, ensayó una respuesta: "Yo me reuní con la mesa agropecuaria provincial y empezamos a fijar las prioridades. Se dio un paso adelante con los tambos para darle previsibilidad, confianza y viabilidad a ese sector. En estos momentos debe de estar reunida la Presidenta con la Mesa de Enlace y esperemos que se pueda ir encontrando soluciones a la ganadería y al trigo".

"En la provincia, el Banco Provincia puso a disposición $ 250 millones en créditos para trigo, carne y leche, y otros $ 50 millones para compra de forrajes; además, ARBA dio facilidades para los afectados por la sequía", completó en defensa propia.

Comentá la nota