Scioli visitó Lomas para manifestar su respaldo a Insaurralde

El gobernador bonaerense ratificó su apoyo a la gestión que comenzó semanas atrás el flamante Intendente en el marco de una conferencia de prensa que cerró una jornada de trabajo entre miembros del gabinete provincial y funcionarios locales.
"Tengo mucha confianza en que va a hacer un gran trabajo", aseguró Scioli. Asimismo, adelantó que en breve enviará a la Legislatura el nuevo Código Contravencional y le pidió a la oposición que no olvide que el próximo "no es un año electoral" y "actúe con responsabilidad".

El gobernador bonaerense Daniel Scioli desembarcó ayer en Lomas de Zamora para cerrar una jornada de trabajo entre miembros de su gabinete y funcionarios de la administración local y dar muestras públicas de su apoyo a la nueva gestión comunal que encabeza el intendente Martín Insaurralde.

El mandatario provincial llegó pasado el mediodía a la Municipalidad y tras una breve reunión en el despacho privado del Jefe comunal encabezó una conferencia de prensa donde quedó en evidencia que el motivo de su visita fue ratificar su respaldo al reemplazante de Rossi en la Intendencia.

"Tengo la mejor impresión (en referencia a las primeras semanas de Insaurralde como Intendente) porque es un hombre que tiene experiencia y viene con ideas. Tiene un conocimiento profundo de lo que son las principales demandas del ciudadano, así que tengo mucha confianza en que va a hacer un gran trabajo", elogió Scioli.

Asimismo, aseguró que cuenta con el compromiso del nuevo mandatario de "rescatar las cosas que se estaban haciendo bien" y señaló como una muestra de su "frescura" que en su primer encuentro (semanas atrás en La Plata) haya aclarado que "no venía a buscar dinero".

"En ocasión del encuentro que mantuvimos me dijo que no me venía a pedir nada, que lo único que quiere es gestionar y hacer cosas. Que no es cuestión de pedir plata sino de continuar con las obras, haciendo escuelas y mejorando la salud", valoró.

Además, aseveró, en un halago extensivo al anterior intendente, que "Lomas de Zamora es un Municipio que está fuerte y ordenado en cuanto a recursos". "No es para tirar manteca al techo pero no está en ninguna situación de descalabro ni déficit que le impida avanzar en las prioridades que hemos fijado", completó.

De la reunión previa a la establecida entre Insaurralde y Scioli, participaron por parte del gobierno provincial, el ministro de Gobierno, Eduardo Camaño; el subsecretario de Obras Públicas, Juan Repetto; el de Coordinación y Atención de la Salud, Alejandro Collia; el coordinador del programa Soluciones Ya, Eduardo Aparicio; y el asesor del Ministerio de Infraestructura, Oscar Bitz.

Por parte del Municipio, en tanto, participaron el secretario de Obras y Servicios Públicos, Julio Massara; el subsecretario de Seguridad, Maximiliano Tonani y el titular de Medio Ambiente, Pablo De Rosa.

Según indicaron los protagonistas en el encuentro se acordó continuar con el trabajo conjunto en las tres áreas que la nueva gestión considera como fundamentales.

"Durante el transcurso de la mañana estuvimos repasando nuestra agenda para ver de qué manera seguimos avanzando en las obras públicas y en la extensión de los distintos niveles de salud", explicaron.

Ante la consulta de la prensa, por su parte, Insaurralde destacó la importancia de la visita del gobernador y resaltó que al momento de su asunción lo llamara para "ponerse a disposición de lo que necesitaba".

"Yo ya lo conocía como gobernador sabiendo que era un intendente más, sé que es un hombre de trabajo y como me encanta trabajar, coincidimos rápidamente en que había que darle una dinámica, una impronta (al nuevo gobierno) y ocuparnos de los principales temas en los que se necesita trabajar fuertemente, como el caso de la inseguridad", completó.

Sobre esta última problemática, que sigue siendo una de las áreas más críticas para la administración provincial, Scioli ponderó "el enorme compromiso que tiene el Intendente para mejorar la seguridad ciudadana", al tiempo que aprovechó para defender el nuevo régimen contravencional que impulsa en el marco de su política de lucha contra la inseguridad.

"En breve enviaremos el proyecto para que se dé el debate en la Legislatura", apuntó, antes de cargar contra los sectores de la oposición que "critican antes de que se haya presentado la ley, como hacían con el de la nocturnidad, que nadie dice ahora que bajó al 80 por ciento el número de jóvenes intoxicados por alcohol en las guardias de los hospitales".

En esta línea le pidió a los sectores más duros contra el oficialismo que no olviden que el próximo "es el año del bicentenario y no es electoral" por lo que les pidió que actúen "con responsabilidad" dado que ya habrá lugar en 2011 para "la confrontación y la politización".

Comentá la nota