Scioli fue a Tigre y dio apoyo a Massa

Fue un gesto en medio de la ola de inseguridad
Las suspicacias de la interna peronista, que los supone potenciales rivales por el poder provincial en 2011, quedaron de lado por un rato: el gobernador Daniel Scioli y el intendente de Tigre, Sergio Massa, se reunieron ayer y se mostraron unidos frente a la ola de inseguridad que en los últimos días afectó especialmente al municipio del Delta.

"Yo asumo que la responsabilidad primaria [por los casos delictivos] es de la policía de la provincia de Buenos Aires, pero quiero agradecer y reconocer el compromiso y el trabajo del Municipio de Tigre", dijo Scioli, al encabezar un acto frente al río, al lado de Massa.

En Tigre se dio una serie de resonantes casos de inseguridad en las últimas semanas, sobre todo el asesinato del joven Santiago Urbani y los reiterados robos en el country Santa Bárbara. La sucesión de hechos originó manifestaciones de vecinos en reclamo de una solución urgente.

El acto oficial de ayer, para firmar un convenio de dragado entre la provincia y el municipio, ocurrió en el Club Regatas La Marina. Fue la ocasión elegida por Scioli para mostrarse al frente de la lucha por la inseguridad en la provincia, más allá de la distancia que había tomado Massa del kirchnerismo desde que se fue de la Jefatura de Gabinete nacional. Incluso había dejado entrever su sueño de ser gobernador, pese a que Scioli ya anunció su proyecto de reelección.

Con sus dichos de ayer, Scioli quiso dejar en claro que la ola de inseguridad en el conurbano golpea directamente su gestión, sea en el municipio que sea, dijeron fuentes del oficialismo.

Antes del discurso del gobernador, Massa había dicho respecto de la inseguridad en su municipio: "Nosotros no tenemos la actitud de los quejosos; tenemos la actitud de los que emprenden, de los que hacen frente a los problemas que afectan a la gente".

Comentá la nota