Scioli también visitó la sede del PJ local.

El gobernador y candidato a diputado aseguró que no alcanza con "la voluntad del mandatario" sino que, además, "hacen falta legisladores". Las gestiones de la diputada Camaño hicieron posible su visita.
Había pasado casi una hora de espera cuando el gobernador bonaerense arribó a la sede del Partido Justicialista de San Martín, donde lo esperaban la presidenta del PJ local, Graciela Camaño, y los dos primeros candidatos a concejales, Mirta Ward y Osvaldo Lobato. Además, en la sala se hicieron presente Rubén Eslaiman, el concejal Guillermo Hamm, "Turis" Ginés y el asesor del mandatario provincial y ex legislador, Eduardo Camaño.

Daniel Scioli se postula –cargo que seguramente nunca asumirá- a diputado nacional por Buenos Aires, bajo el sello del Frente para la Victoria, lista liderada por Néstor Kirchner que en San Martín va junto a dos boletas: la del PJ, encabezada por Ward, y la oficialista, de Daniel Ivoskus. El motivo de su tardanza fue la inauguración de una pista de atletismo y civilismo, junto al intendente Ricardo Ivoskus, en José León Suárez.

Ante medio centenar de militantes, Scioli pidió aumentar los esfuerzos de la campaña, sobre todo "en estos últimos días, donde puede haber muchos indecisos". "Lo mejor que tenemos para mostrar son los avance que se han dado a partir de una política nacional y provincial. Pero por más voluntad que ponga un intendente, es muy complicado avanzar si no hay un marco nacional y provincial que genere oportunidades", afirmó el gobernador, quien cree que eso se logra "protegiendo este modelo nacional y provincial y defendiendo los valores fundacionales del justicialismo".

Scioli estuvo en el recinto apenas 3 minutos, ya que tenía que viajar a Mar del Plata para seguir de cerca el asesinato de un taxista durante la madrugada del viernes. Este episodio le dio el pie para hablar de uno del tema principal de campaña: la inseguridad. Con postura fuerte, el ex motonauta explicó: "Estos hechos nos ponen ante un gran desafío: delincuentes que están disputados a todo. Nosotros, desde el Estado de derecho, tenemos que estar dispuestos a todos también, con la reforma que estamos encarando desde la justicia, con más policías en las calles, con mayor inversión en educación y en mejorar el espacio público".

El candidato a diputado nacional hizo hincapié en los grandes "cambios en las estructuras históricas económicas y sociales" y en la intención de –tal como dicen sus spot publicitarios- seguir profundizando estas reformas. Pero aclaró que para eso es necesario tener respaldo legislativo, es decir, mayoría en los parlamentos nacional y provincial. "Por eso yo me he puesto al frente de defender y proteger el trabajo, que se está llevando a cabo con un plan de obras públicas como nunca tuvo la Provincia. Por más voluntad que tenga un mandatario, no se gobierna por decretos de necesidad de urgencia. Hacen falta legisladores", aclaró el ex vicepresidente.

Antes de realizar una rápida y silenciosa retirada, sin contestar las preguntas de la prensa, el gobernador les dejó un mensaje a los dirigentes del Partido Justicialista local: "Más que nunca, obviamente, cuenten conmigo y con mi espíritu militante. Y si tengo que volver, antes del 28 de junio estaremos de nuevo aquí para acompañarlos en algún acto o en alguna tribuna".

Comentá la nota