Scioli reunió a su tropa y bajó línea

Ante las marchas que se realizaron en La Plata y San Isidro, el gobernador bonaerense convocó a sus funcionarios y les reclamó “políticas integrales” para combatir los delitos
La ola de inseguridad genera un cimbronazo político en el gobierno provincial. Por eso, Daniel Scioli ayer reunió, en dos ocasiones, a sus principales funcionarios para exigirles respuestas ante un flagelo que no cesa.

Las reuniones se produjeron en momentos que siguen los rumores sobre posibles renuncias o recambios en las primeras u segundas líneas de gabinete. Se rumoreó que los ministros Rafel Perelmiter (Economía), Daniel Arroyo (Desarrollo Social) y Carlos Stronelli (Seguridad) estaban en la cuerda floja, aunque desde calle 6 los habrían confirmado en el cargo El primer encuentro, que se realizó al mediodía, fue una reunión formal de gabinete, donde Scioli ordenó “profundizar el abordaje integral” de las políticas que llevan adelante para hacer frente a las situaciones de inseguridad, en el marco de una reunión realizada en la Casa de Gobierno.

“Vamos en la búsqueda de consensos, a adoptar todas las acciones que sean necesarias y a potenciar la articulación con los poderes legislativo y judicial para redoblar los esfuerzos en el abordaje integral que venimos haciendo

para afrontar esta problemática”, subrayó Scioli ante los ministros, según informaron.

Del cónclave participaron el vicegobernador Alberto Balestrini, el jefe de Gabinete, Alberto Pérez, y los ministros Carlos Stornelli (Seguridad), Daniel Arroyo (Desarrollo Social), Mario Oporto (Educación), Ricardo Casal (Justicia), Claudio Zin (Salud), Rafael Perelmiter (Economía) y Oscar Cuartango (Trabajo). También participaron de la reunión el secretario general de la Gobernación, José Scioli; el secretario de Deportes, Carlos Bilardo; el titular del programa Soluciones YA, Eduardo Aparicio, y la subsecretaria de Atención a las Adicciones, María Graciela García.

El segundo encuentro fue una cena, que se realizó anoche en la residencia del gobernador. Allí también se dio cita la plana mayor del gobierno provincial, a los que se les sumaron algunos legisladores y funcionarios que no habían participado de la primera reunión.

La estrategia sciolista consiste, por

un lado, en insistir con el proyecto de bajar la edad de imputabilidad de menores a 14 años (ver Trama Urbana) y con la reforma penal que discutirá la Legislatura bonaerense. La idea es que esta última iniciativa sea aprobada antes de fin de año.

Tal como lo viene informando este diario, algunas de las iniciativas que incluiría la reforma son:

l Darle mayor celeridad a las causas penales.

l Aumentar la oralidad y establecer jurados unipersonales en lugar de colegiados.

l Representación legal para las víctimas.

l Límites para los mecanismos de morigeración de penas, como las pulseras magnéticas.

Al ser consultado sobre la manifestación que se realizó a pocos metros de la gobernación, Scioli dijo: “Como en toda marcha, como toda protesta, escuchamos los reclamos con respeto, con responsabilidad y estamos trabajando. Esa es mi responsabilidad”.

Comentá la nota