Scioli retuvo el control de la Legislatura bonaerense

El reparto de las autoridades de la Cámara de Diputados de Buenos Aires reflejará el nuevo esquema de fuerzas que quedó diseñado en la provincia más poblada del país después de las elecciones del 28 de junio. Tres de las cuatro vicepresidencias del cuerpo quedaron ayer en manos de la oposición. El Frente para la Victoria, que retendrá los primeros dos cargos, estará escoltado por el PRO, la Coalición Cívica y el radicalismo, en ese orden
Tras varios días de negociación, el oficialismo bonaerense logró retener la presidencia y la vicepresidencia del cuerpo, que seguirán siendo ocupadas por Horacio González y Horacio Delgado. Sin embargo, debieron ceder al resto de las autoridades. Jorge Macri ocupará la vicepresidencia primera, la segunda quedó en manos de Liliana Piani y la tercera para el Juan Gobbi. De hecho ese último cargo fue creado especialmente para que la UCR aceptara y votara el acuerdo.

"El oficialismo debió consensuar espacios institucionales y a partir del recambio vamos a tener una representación mas abierta y plural", dijo Piani, y agregó: "Elegimos un criterio razonable: lo decidimos en proporción al número de diputados que tiene cada bloque". La nueva Cámara estará conformada por 37 diputados del Frente para la Victoria, 15 de Unión PRO, 11 de la Coalición Cívica, 10 de la UCR y 19 de otros partidos. "Claro que se le respeta al Frente para la Victoria su condición de primera minoría legislativa y retuvo los dos puestos de mayor jerarquía, que es el núcleo duro de poder en la Cámara", explicó la diputada de la Coalición Cívica.

El debate por la composición de la comisiones comenzará a partir de mañana y puede durar hasta el primero de marzo de 2010, cuando se inicie el nuevo período de sesiones ordinarias. Para definir la composición en las comisiones, la oposición espera ocuparlas de manera proporcional al porcentaje de bancas que tendrá en la Cámara. La diputada Piani anticipó que "ocupar las presidencias de las comisiones va a ser más difícil, no sé a qué niveles de tensión llegará el asunto, pero eso se verá en los próximos meses. Va a ser el debate del verano".

Comentá la nota