Scioli regresa hoy de Italia y define el futuro de Peluso y de medio gabinete

Scioli regresa hoy de Italia y define el futuro de Peluso y de medio gabinete
Esta noche Daniel Scioli volverá a pisar, después de nueve días, territorio bonaerense. El gobernador regresa de Italia con varias decisiones tomadas, y para comunicarlas convocó a parte de su gabinete a Villa La Ñata mañana por la mañana. "Mis funcionarios no hablan en off", es una de las frases que le gusta repetir a Scioli pero que, esta semana a miles de kilómetros de distancia, no pudo hacer cumplir. El martes comenzaron fuertes rumores en la Gobernación sobre cambios inminentes, relevos de ministros y funcionarios.
El dato más resonante sería la renuncia del interventor del Instituto de Lotería y Casinos de la Provincia de Buenos Aires, Luis Peluso, quien se encuentra jaqueado por una serie de denuncias judiciales. Tal como publicó PERFIL el pasado domingo, la Justicia investiga a Peluso por la instalación de una mesa de dinero, la organización de tours en Las Vegas para apostadores millonarios. Y unos sugestivos viajes a los Estados Unidos e Uruguay en los últimos años que reforzarían la idea de que Peluso jamás se desvinculó del negocio. El interventor de Lotería también tiene una lujosa propiedad en Miami y embarcaciones exclusivas.

Pese a que el asesor Carlos Gallo, a quien se vincula con el empresario del juego Cristóbal López, quiere instalarse en el Instituto, este lugar podría ser ocupado por "alguien con menos prontuario", explican en la administración provincial y agregan: "Tenemos que sacar a Martín Ferré de Producción porque hace agua". El actual ministro de Producción podría trasladarse así a Lotería.

Oxigenación. Después de la derrota del 28 de junio, el ex vicepresidente decidió abrir el gabinete a los intendentes. "Hay que resistir", grafica un funcionario. A Scioli le quedan dos años y medio difíciles, tanto económica como políticamente, y buscará apoyarse en los jefes comunales del Conurbano, para quienes reservó también direcciones y subdirecciones.

La primera noticia llegó con la salida de Daniel Arroyo de la cartera de Desarrollo Social. El ministro ya tiene su partida definida, aunque recién se concretaría oficialmente el jueves, cuando el intendente de Avellaneda, Baldomero "Cacho" Alvarez, regrese de viaje, ya que éste sería su reemplazante. También se mencionan para el desembarco en el gobierno a los jefes comunales de Florencio Varela, Julio Pereyra, e Ituzaingó, Alberto Descalzo.

Pese a que todos esperan la llegada del gobernador para confirmar cambios y sus hombres más cercanos minimizan los movimientos, hay varias áreas que serían renovadas. Las secretarías de Turismo y Deporte volverían a unificarse, y sus titulares, Germán Pérez y Marcelo Garrafo, dejarían sus lugares para darle espacio a un jefe comunal del interior.

Pese a que niegan la partida del ex fiscal federal, la renovación también daría por cerrada la carrera política de Carlos Stornelli al frente del Ministerio de Seguridad, área en donde Alberto Pérez y Eduardo Camaño están realizando un golpe de timón. También, en los pasillos de la Gobernación dicen que el secretario de Asuntos Municipales, Juan de Jesús, podría volver a su banca de diputado provincial. La misma suerte correría el subsecretario de Reforma Política, Darío Duretti.

Estos dos últimos puestos se los habrían ofrecido a Osvaldo Mércuri. El diputado de Unión-PRO ya rechazó hacerse cargo del Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable, aunque ahora deberá decir si acepta o no el resto de los ofrecimientos.

Quien seguiría hasta fin de año es la ministra de Infraestructura, Cristina Alvarez Rodríguez, pese a que este ministerio es codiciado por varios intendentes. Desde Italia, Scioli se comunicó todos los días con los miembros de su gabinete. "Es una locura todos los cambios que se mencionan, no hará ni la mitad", sostiene un alfil del gobernador, quien espera la reunión del domingo.

El camino a 2011. Los intendentes buscan referente

Como si se tratara de una estampida generalizada después de la derrota K, los jefes comunales del Conurbano salieron a buscar rápido dónde alinearse políticamente, con vistas a la lucha central de 2011. Algunos empezaron a fogonear públicamente a Daniel Scioli. Otros, secretamente, transmiten su ilusión de que Carlos Reutemann se lance con decisión a competir.

El reacomadamiento sucede luego de que el ex presidente Néstor Kirchner renunciara a la jefatura del Partido Justicialista y responsabilizara "a la vieja política" de su traspié electoral.

Ayer, el intendente de Berazategui, Juan José Mussi, dio los primeros indicios de los realineamientos que comenzaron esta semana. "El peronismo se va abroquelar al lado del gobernador", dijo el jefe comunal, quien también respaldó "el gesto de lealtad y solidaridad" de Scioli.

La confesión de Mussi es el pensamiento vivo pero no confeso abiertamente de un puñado grande de intendentes peronistas. "Son varios los que están tratando de ver quién será el candidato del peronismo en 2011. Se busca un liderazgo que puede seguramente concluir en Scioli", evaluó esta semana un intendente de la tercera sección electoral.

"Con estas elecciones se abrió la puerta hacia otro liderazgo; falta detectar quién será", confió a PEFIL un alcalde del segundo cordón del Conurbano. "Ofrecimos casi 2 millones y medio de votos; muchos más que unos gobernadores que se creen victoriosos", evaluó el mismo intendente.

Aunque se espera todavía la llegada del gobernador desde Italia, los intendentes cruzaron frenéticos llamados cuando recibieron la noticia del posible nombramiento de Baldomero "Cacho" Alvarez (jefe comunal de Avellaneda) en el Ministerio de Desarrollo Social. Entre los más exultantes estaban el intendente de Berisso, Enrique Szlezack; el de Ituzaingó, Alberto Descalzo; el de Lanús, Darío Díaz Peréz; el de Esteban Echeverría, Fernando Gray y el propio Mussi.

Comentá la nota