Scioli y Randazzo intentan frenar el avance de La Cámpora en la Sexta Sección

Scioli y Randazzo intentan frenar el avance de La Cámpora en la Sexta Sección
Daniel Scioli y Florencio Randazzo buscarán mantener sus bancadas. Alicia Kirchner prometió un lugar para el intendente de Coronel Suárez, aunque en la Sexta dudan de su capacidad para influir en las listas. De Narváez juega con un periodista de La Nueva Provincia. Un histórico del peronismo: Dámaso Larraburu, arma para la oposición.
El Gobernador bonaerense y el ministro del Interior y Trasporte buscarán mantener a sus hombres en la Cámara Baja provincial, una tarea que asoma difícil si el ultrakirchnerismo intenta colar candidatos nuevos.

La ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, pateó el tablero y le prometió al intendente de Coronel Suárez que encabezará la lista de la Sexta. El vecinalista Ricardo Moccero (ahora miembro de Kolina) dijo que sólo la aceptaría si es el primer lugar.

En la Sexta no dudan de la voluntad de Alicia, pero ponen reparos a la hora de establecer si será ella quien tenga el poder de digitar un primer lugar.

Mientras tanto, en la lista que el jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez, le llevó a Carlos Zannini figura el nombre del diputado Iván Budassi.

Oriundo de Bahía Blanca, Budassi es uno de los legisladores sciolistas que articula en lo cotidiano con el Ejecutivo provincial. Incluso suena en los pasillos como uno de los próximos nombres a ocupar un lugar en el gobierno de Scioli.

En tanto, Randazzo -con un armado importante en la Sexta- buscará mantener a Marcelo Feliú, también de Bahía Blanca. Referentes del sudoeste bonaerense que conocen el poder del ministro no dudan que Feliú estará entre los primeros de la nómina.

El candidato de La Cámpora es Gabriel Godoy, un referente de Bahía Blanca que logró el año pasado desplazar a un hombre de Feliú en la gerencia del Anses. La movida -que no difiere de lo sucedido en otros distritos- supuso la designación de Juan Manuel Ensone, un estudiante de 23 años, en reemplazo del randazzista Sergio Massarella.

Otro que suena desde el ultrakirchnerismo es el vicepresidente del Banco Nación, Esteban Acerbo, a su vez presidente del Partido Justicialista de Daireaux.

Por el momento no hay nombres para el cupo femenino. Aseguran que la diputada Analía Richmond, representante del sindicato de cerveceros de Puán. Otro nombre que suena es el de Silvia Caballero, esposa del intendente Juan Carlos Pellita de Lamadrid.

En el oficialismo vaticinan una elección repartida en tercios. En 2009, Francisco De Narvéz logró meter cuatro bancas y las seis restantes estuvieron repartidas entre el Frente para la Victoria y la alianza Acuerdo Cívico y Social (UCR, GEN y Coalición Cívica).

Por el lado de la oposición, Francisco de Narváez estuvo ayer en Bahía Blanca para presentar la candidatura de Héctor Gay, un periodista radial vinculado a La Nueva Provincia y al grupo periodístico Vicente Massot.

En tanto, Dámaso Larraburu, uno de los principales armadores políticos que supo tener Bahía Blanca y que hasta las elecciones de 2011 había trabajado en la estrategia electoral del kirchnerismo en esa región, hoy trabaja para el PJ opositor y busca colar candidatos en las listas del Colorado y del intendente de Tigre, Sergio Massa.

En la última elección, Larraburu sorprendió -y enmudeció a muchos- ubicando a su prima, Diana Larraburru como cabeza de lista de senadores por esa sección electoral.

Coment� la nota